Alemania tiene de todo

El campeón del mundo muestra su poderío ofensivo para ganar a Eslovaquia y llegar a cuartos

Los jugadores alemanes celebran el gol
Los jugadores alemanes celebran el gol

Sin hacer mucho ruido, porque hasta ayer sus partidos no habían acabado en goleadas, pero desplegando un juego fantástico, Alemania se ha convertido en el equipo a batir de esta Eurocopa.

Sin hacer mucho ruido, porque hasta ayer sus partidos no habían acabado en goleadas, pero desplegando un juego fantástico, Alemania se ha convertido en el equipo a batir de esta Eurocopa. Son demasiados los recursos que maneja como para no temer a quien, no olvidemos, es el actual campeón del mundo. Las dudas que ha habido en la transición entre el Mundial de Brasil y la Eurocopa de Francia parecen haber terminado. Dejados atrás los amistosos y la fase de clasificación, en lo serio, se ha visto al equipo poderoso que ha imitado el estilo de España para llegar a lo más alto. Hace de todo el conjunto germano y Eslovaquia fue su última víctima en los octavos de final, en Lille.

Löw ha terminado definitivamente con la apuesta de Götze como «falso 9». Mario Gómez se ha apoderado de la posición de atacante fijo y con ello suma una alternativa más al juego ofensivo de Alemania. Cuando con el toque en corto no es suficiente, siempre se puede buscar al futbolista de abuelos españoles para descargar el juego. También se ofrece para rematar los centros desde los costados y para molestar a los centrales. Pero es que además Alemania tiene los cambios de dirección de Boateng para descolocar defensas y la presión después de pérdida, que utiliza para defenderse a través de la pelota. Con ello inutilizó el fútbol ofensivo de Eslovaquia, que sólo tuvo una ocasión en la primera parte, a la que respondió perfectamente Neuer. En cambio, las oportunidades que recibió fueron muchas, y el marcador no tardó en moverse en otra de las opciones que tiene el grupo de Löw: el balón parado. Si en la primera jornada fue Mustafi quien remató de cabeza una falta lateral, ayer, en un córner, Boateng aprovechó la segunda acción para fusilar a Kozacik desde fuera del área. Después llegó un penalti fallado por Özil, otro tiro cruzado del medio del Arsenal que se marchó casi acariciando el poste, un nuevo disparo de Gómez que despejó in extremis la defensa, un remate de Müller fuera, otro de Kroos desde lejos... Todos se suman a un ataque muy agitado ayer por Draxler. El espigado futbolista del Wolfsburgo tiene una zancada enorme y sortea a los rivales con pasmosa facilidad. Aparecía por ambas bandas, y en una de sus internadas por la izquierda llegó hasta la línea de fondo para asistir a Gómez, que, bien colocado, marcó el 2-0.

Llegó el descanso y se acabó la tortura para Eslovaquia, que en un amistoso reciente había podido con Alemania (1-3). Nada que ver con lo de ayer. Cuando los germanos juegan con intensidad la película es otra. Pero la ventaja en el marcador y, sobre todo, en el juego, les relajó un tanto en la segunda mitad. Tuvo algo más de pelota el conjunto centroeuropeo, que probó de nuevo a Neuer en un disparo muy centrado de Kucka. Con el freno echado, Alemania marcó el tercero en otro córner, obra de Draxler, y ya se puso a pensar en el siguiente rival, que saldrá del Italia-España de hoy.

Sin bajas para cuartos

Tenía Alemania varios jugadores amenazados con tarjetas, pero la facilidad con la que despachó a Eslovaquia le permitió preservar a todos para los cuartos de final. Vieron amarilla Hummels y Kimmich, que no estaban apercibidos. Se libraron Khedira, Boateng y Özil. El centrocampista del Arsenal fue el único de los tres que disputó los 90 minutos. Con 3-0, viendo que el marcador ya no peligraba, Löw decidió reservar a los otros dos, además de a Draxler, el mejor futbolista del partido. El veterano Podolski disputó sus primeros minutos en su cuarta Eurocopa.

-- Ficha técnica:

3 - Alemania: Neuer; Kimmich, Boateng (Höwedes, min. 70), Hummels, Hector; Kroos, Khedira (Schwenteiger, min. 76); Müller, Özil, Draxler (Podolski, min. 70); y Mario Gómez.

0 - Eslovaquia: Kozacik; Pekarik, Skrtel, Durica, Gyomber (Salata, min. 84); Hrosovsky, Skriniar, Hamsik; Kucka, Duris (Sestak, min. 64) y Weiss (Grejus, min. 46).

Goles: 1-0, min. 7: Boateng; 2-0, min. 43: Mario Gómez; 3-0, min. 63: Draxler.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Mostró cartulina amarilla a Skrtel (min. 12) y a Kucka (min. 89) por parte de Eslovaquia, y a Hummels (min. 67) por parte de Alemania.

Incidencias: partido correspondiente a los octavos de final de la Eurocopa de Francia disputado en el Stade Pierre-Mauroy de Lille ante cerca de 50.000 espectadores.