Un golazo para una hazaña

Gales da la sorpresa y elimina a Bélgica gracias al tanto de Robson-Kanu, que engañó con un taconazo en el área a tres rivales. El equipo de Bale desafía en semifinales a Portugal y a CR

Tras una jugada excepcional, Robson-Kanu superó con facilidad a Courtois y adelantó a Gales
Tras una jugada excepcional, Robson-Kanu superó con facilidad a Courtois y adelantó a Gales

Tanta fe tiene Gales en esta Eurocopa, tanto cree que es capaz de lo que sea, que Robson-Kanu firmó uno de los goles inolvidables de la competición, una acción de esas que parecen destinadas a los elegidos. Todo empezó con un buen pase largo de Bale y un control todavía mejor de Ramsey. El medio del Arsenal se la dio a su delantero y entonces el mundo pareció ir en cámara lenta. Amagó Robson-Kanu con un disparo, quizá con un centro, pero se hizo un autopase de tacón y los rivales se pasaron de frenada. Se lo creyó Fellaini, también Meunier y Denayer. Menudas caritas cuando miraban hacia atrás, viendo que habían sido engañados y que su rival se iba a quedar solo delante del portero, para fusilar con facilidad el 2-1. Un gol que cortó la reacción de Bélgica, que había vuelto del descanso decidida a que la sorpresa que ya estaba protagonizando Gales no fuera a más. Hazard había aparecido por fin y todo apuntaba a la lógica, a un próximo tanto de los belgas. Pero en esta Eurocopa la esperanza y las ganas están pudiendo con la lógica. También el fútbol, porque lo de Gales ayer, lo mismo que lo que está haciendo Islandia, no es sólo fortuna, encerrarse, defender y patadones... Tras el golazo de Nainggolan, un obús, un disparo seco en el que el balón ni giró y voló directo a la portería, como teledirigido, reaccionó Gales. El buen comienzo belga se fue diluyendo en los pies de Ramsey. El centrocampista demostró que su equipo es capaz de pasarse el balón, para los incrédulos. Posesiones largas, de lado a lado y tiqui-taca, aunque no a alta velocidad, que fue incomodando a la débil defensa belga. Con balón, los de Wilmots son buenos. Sin él sufren. Courtois evitó el primer gol de Taylor con un paradón, pero nada pudo hacer ante el cabezazo de Williams, solo, solísimo tras el saque de un córner.

Se sentía cómoda Gales, pero sabía que el descanso no le vendría bien. Apretó Bélgica al volver de los vestuarios y a su rival le tocó defenderse hasta la maravilla de Robson-Kanu. Tan bonito fue el tanto, tan inesperado quizá, que no hubo reacción. Se lanzó a la ofensiva el conjunto de Hazard, pero sin orden. Fueron una sucesión de balones al área esperando un milagro que no se produjo. Falló Bélgica en la que parecía su Eurocopa, más todavía cuando se quedó por la parte amable del cuadro. Levita Gales en su primera participación en un campeonato continental. El zarpazo definitivo lo dio Vokes al final. La grada roja de los británicos entró en erupción. Habrá un Cristiano-Bale en semifinales.

Ficha técnica:

3 - Gales: Hennessey; Davies, A.Williams (C), Chester; Gunter, Ramsey (James, m.88), Ledley (King, m.78), Allen, Taylor; Bale y Robson-Kanu (Vokes, m.80).

1 - Bélgica: Courtois; Meunier, Alderweireld, Denayer, J. Lukaku (Mertens, m.75); Witsel, Nainggolan, De Bruyne, Carrasco (Fellaini, m.46), Hazard (C); y R. Lukaku (Batshuayi, m.83).

Goles: 0-1, m.12: Nainggolan; 1-1, m.30: A. Williams; 2-1, m.55: Robson-Kanu; 3-1, m.85: Vokes.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Amonestó a los galeses Davis (m.5), Chester (m.16), Gunter (m.24) y Ramsey (m.74) y a los belgas Fellaini (m.58) y Alderweireld (m.85).

Incidencias: Partido de cuartos de final de la Eurocopa 2016 disputado en el estadio Pierre-Mauroy de Lille ante unos 50.000 espectadores.

Efe