La necesidad de ser primera

España quiere ser campeona de grupo para evitar a los rivales más complicados en las primeras eliminatorias. Un empate ante Croacia es suficiente para mantener el primer puesto

Los jugadores de España, durante el último entrenamiento antes del partido
Los jugadores de España, durante el último entrenamiento antes del partido

España quiere ser campeona de grupo para evitar a los rivales más complicados en las primeras eliminatorias. Un empate ante Croacia es suficiente para mantener el primer puesto

España ha ganado los dos partidos que ha jugado en esta Eurocopa, pero sólo ha cumplido con la mitad del trabajo hasta ahora. El objetivo es ser primera para despejar el camino en las eliminatorias. El rival en octavos de final sería una tercera de grupo y, en teoría, se olvidaría de selecciones como Alemania, Italia y Francia hasta la final.

Croacia empató con la República Checa en los últimos instantes, pero para Del Bosque es una de las mejores selecciones del campeonato. «Seguramente sea una de las que mejor ha jugado», advierte el técnico español. Los croatas también pueden lograr el primer puesto, pero necesitan ganar. A España le vale el empate. «Esta situación la hemos tenido no hace mucho tiempo y los dos fuimos a por la victoria, que fue para nosotros con gol de Jesús Navas», recuerda Del Bosque. España y Croacia también coincidieron hace cuatro años en la fase de grupos de la Eurocopa y llegaron al último partido en la misma situación. Pero entonces no se clasificaban los terceros de grupo. El premio para el ganador era el primer puesto y el perdedor podía ser castigado con la eliminación, como les sucedió a los croatas. «La limpieza del deporte está por encima de todo. Los dos vamos a ir a ganar el partido», asegura Vicente. «Croacia plantea muy buen fútbol, es divertido para el espectador», dice Piqué. «Cuando un equipo sabe que el empate le vale, a veces no sabe qué hacer, pero tenemos que ir a ganar», añade.

España lleva diez partidos de competición sin encajar goles, una tendencia que se ha repetido en los últimos torneos excepto en el accidente del Mundial de Brasil, cinco de ellos con David de Gea en la portería. «Somos aparentemente muy ofensivos, pero tenemos una estructura muy organizada atrás, jugadores de muy buen nivel: Sergio Ramos, Busquets, los porteros... son pilares básicos para mantener este nivel. En 2010 y 2012 el trabajo defensivo fue muy bueno, encajando muy pocos goles y creo que es la clave para ganar el campeonato», reflexiona Piqué.

«Hay una parte defensiva que estamos haciendo bastante bien y que nos permite tener continuidad en el juego ofensivo. Es de lo mejor que estamos haciendo. Hemos encontrado más caminos ofensivos para desbordar a contrarios replegados», explica Vicente del Bosque. España le ha añadido velocidad a su juego con la presencia de Nolito en una banda y con las subidas constantes de los laterales. Jordi Alba y Juanfran son dos delanteros más sin necesidad de abandonar su trabajo defensivo. Con las subidas por los costados, España intenta crear superioridad en las zonas del campo más desprotegidas del rival.

Además, España ha encontrado el gol de Morata, aunque sabe aprovechar otras vías, como en el debut ante la República Checa. Marcó Piqué, que después lo celebró sobre el campo con su hijo mayor vestido con la camiseta de España, y cambió los pitos por aplausos. «Es mejor que te aplaudan que que te silben», asegura el jugador español. «La única manera que tenía para poder cambiar esto era con mi rendimiento dentro del campo. El fútbol lo puede cambiar todo: jugar bien, meter un gol importante y estar a un nivel alto. La gente se da cuenta de que esto es fútbol y no una competición de patriotismo», asegura.