Deportes

El Juez de Competición cierra el Benito Villamarín por dos partidos

El Betis tendrá que buscarse otro campo para disputar los dos próximos encuentros

La barra que golpeó la cabeza de Joan Jordán ha provocado la clausura del Villamarín por dos partidos
La barra que golpeó la cabeza de Joan Jordán ha provocado la clausura del Villamarín por dos partidos FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El Betis tendrá que jugar sus dos próximos partidos en un estadio diferente al Benito Villamarín después de que el Juez de Competición de la Federación Española haya decretado el cierre total del estadio del club verdiblanco tras los hechos sucedidos en el partido de Copa contra el Sevilla. “Se considera probado, a la vista de los hechos contemplados constatados en el presente expediente, que las medidas tomadas por el Real Betis Balompié, SAD  para la prevención de incidentes de público se han mostrado insuficientes”, dice la resolución del juez. El Betis debe comunicar en las próximas 24 horas cuál es el estadio elegido para la disputa de sus dos próximos compromisos.

El juez no estima pertinente la aplicación de otro tipo de sanciones como “la de pérdida de puntos o puestos en la clasificación, puesto que el formato de la competición se desarrolla mediante el sistema de eliminatorias”.

“En definitiva, la sanción aplicable a la infracción disciplinaria cometida por el Real Betis Balompié, SAD sería la de clausura total o parcial del recinto deportivo de hasta tres partidos, o de dos meses. En este sentido, este órgano considera adecuada y proporcionada la imposición de la sanción de clausura total en su grado medio”, dice el juez en su resolución.

El partido de Copa del Rey contra el Sevilla, que se disputaba el sábado, fue suspendido en el minuto 39 de la primera mitad después de que una barra lanzada desde la grada alcanzara en la cabeza al jugador sevillista Joan Jordán. El encuentro fue reanudado el domingo sin público con victoria del Betis, que avanzó hacia la siguiente fase de la Copa del Rey.

La polémica no se terminó tras el final del partido de Copa. Lopetegui se mostró muy indignado en la conferencia de prensa posterior por tener que completar el encuentro al día siguiente y sin poder contar con la víctima, Joan Jordán. El agresor fue detenido casi de manera inmediata.

El futbolista del Betis Víctor Camarasa había acusado a Lopetegui de animar a Jordán a teatralizar la agresión animándolo a hacerse el mareado. Y Guardado terminó la fiesta imitando la acción sobre el mismo césped del Villamarín cuando celebraba la victoria con sus compañeros. El mexicano se tiró una botella de agua a la cabeza y se tiró al suelo, bromeando sobre la acción que llevó a Jordán a estar en observación en el hospital. Después pidió perdón, aunque sus disculpas tampoco resultaron muy favorables.