Atlético de Madrid

5-0: Villa volvió a ser Villa

Óliver, a los trece segundos, abrió la cuenta. Después, el asturiano, en dos ocasiones, Diego Costa y Gabi cerraron el festival ante un flojo Betis inexistente

Los jugadores rojiblancos, celebran uno de los goles de Villa. Foto: Rubén Mondelo
Los jugadores rojiblancos, celebran uno de los goles de Villa. Foto: Rubén Mondelo

El Atlético no es un equipo de dibujos animados pese a que tiene a Óliver –anoche, primera aparición como titular y gol a los trece segundos–, porque el efecto Simeone se basa en el trabajo colectivo, la fuerza, la capacidad defensiva y el acierto goleador de Diego Costa y Villa. El asturiano, fichado para que la sombra de Falcao no fuera muy alargada, marcó dos golazos, asistió, tras controlar con el brazo, a Diego Costa en el cuarto y fue el héroe para una afición que le respeta, le venera y le pone en un pedestal en cuanto hace una jugada o remata con intención.

El villano, con perdón y sin sentido peyorativo, fue el Betis. El equipo de Mel, ayer muy retocado al faltarle varios titulares, no existió. El gol a los trece segundos fue un mazazo del que no se repuso y, cuando el Atlético, fiel a lo que quiere su técnico, se retrasó unos metros, juntó las líneas y le dio la pelota, no supo el once verdiblanco qué hacer con ella. Nosa y Matilla querían, sin fortuna, darle sentido al juego; Cedrick no podría explotar su velocidad y las apariciones de Vadillo –clase y calidad en el canterano– eran esporádicas. El problema residía en la defensa; en la endeblez de la pareja central formada por Perquis y Figueras, a los que Villa y Diego Costa amargaron la noche con sus desmarques, sus cambios de posición y sus entradas en velocidad. Además, Óliver, Koke y Filipe Luis, muy entonado, contribuyeron a crear el pánico con sus llegadas desde la segunda línea.

Un gol a los trece segundos es un tesoro y el Atlético lo administró bien hasta el descanso. Gozó de ocasiones, hubo un penalti a Diego Costa de Figueras y la sensación de que con paciencia llegarían más goles si el equipo jugaba con tranquilidad, velocidad y tensión. Y eso sucedió tras el descanso. Mel cambió al portero –lesionado en una acción con Diego Costa– y buscó en Jorge Molina más pólvora. Dio igual, los cambios no surtieron efecto y el Atlético, con buen juego, con más ideas y con un contragolpe letal, firmó una «manita» con la misma facilidad con la que Óliver y Benji goleaban en la tele.

Dos buenas jugadas en las que intervino Koke terminaron con sendos goles de Villa. Uno de cabeza a centro de Filipe y el otro, un disparo tremendo a pase del propio Koke. En cinco minutos, el partido resuelto, la resurrección de Villa y la felicidad de su valedor Simeone.

¿Se iba a ir Diego Costa sin marcar? No. En plena nebulosa bética, Villa le puso un balón perfecto que Diego mandó a la red tras pegar de mala manera a la pelota. Once goles del hispano-brasileño para que Del Bosque le siga queriendo y Scolari, lamentándose. Hubo tiempo para Adrián, para Cristian Rodríguez y para Raúl García. Y para que Gabi hiciera el quinto en el minuto 92. El alfa y omega del mejor equipo de Madrid, como dice Gary Lineker.

«Sabía que el gol llegaría»

«Sabía que iba a hacer goles tarde o temprano, porque es mi rol. Así lo dice mi carrera. Está ahí para el que lo quiera consultar», decía David Villa después del encuentro a modo de reivindicación. Antes, se había reivindicado en el campo con dos tantos. «Estoy contento no por los goles, sino por la victoria del equipo y por encontrarme bien después de bastante tiempo sufriendo en el campo», explicó el delantero rojiblanco. Villa se lesionó contra el Celta y se perdió los dos partidos de «La Roja» contra Bielorrusia y Georgia. «He tenido que parar un tiempo porque no estaba bien. Todo el mundo sabe lo que adoro a la Selección y no es fácil para mí tener que decir que no a una convocatoria, pero tuve que parar», declaró. «Es bueno que un jugador de la categoría de Villa se reencuentre con el gol. Necesitamos su mejor versión», decía Simeone más tarde. «Me ha apoyado desde el primer día», añadió el goleador sobre su técnico.

- Ficha técnica:

5 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Óliver Torres (Adrián, m. 60), Gabi, Tiago, Koke (Cristian Rodríguez, m. 68); Diego Costa (Raúl García, m. 76) y Villa.

0 - Betis: Sara (Andersen, m. 46); Juanfran, Perquis, Jordi Figueras, Didac Vila; Lolo Reyes (Jorge Molina, m. 46), Matilla, Nosa; Vadillo (Nono, m. 63), Chuli y Cedrick.

Goles: 1-0, m. 1: Oliver Torres culmina una jugada colectiva en el segundo palo. 2-0, m. 52: Villa cabecea un centro de Filipe desde la banda izquierda. 3-0, m. 54: Villa regatea en el área y bate a Andersen. 4-0, m. 65: Diego Costa, con un disparo cruzado. 5-0, m. 90: Gabi, de tiro raso al borde del área.

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó al visitante Nosa (m. 20).

Incidencias: partido correspondiente a la décima jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 42.000 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de la piloto de Fórmula Uno María de Villota, que participó en la Superliga Fórmula con el equipo del Atlético de Madrid durante los años 2009 y 2010.