Atlético de Madrid

Amistoso, menos en la portería

El público pidió a Raúl que sacara el capote y el «7» no defraudó
El público pidió a Raúl que sacara el capote y el «7» no defraudó

Madrid- Aunque era un día de fiesta, el Santiago Bernabéu, lleno de gente que no son los habituales de los partidos, debatió sobre la portería, una costumbre que continúa de la temporada pasada. Aunque Casillas se llevó la ovación unánime del estadio, hubo alguna discrepancia cuando parte del estadio comenzó a animar a Diego López y otra parte del estadio pitó. Y el debate continuó cuando Ancelotti decidió que, como iba a jugar la segunda mitad, el portero gallego tenía que salir a entrenar antes del descanso. Otra vez murmullos en el estadio, algunos pitos y otros aplausos. Hasta que el entrenador italiano no tome una decisión contundente sobre su portero titular, los aficionados madridistas van a seguir mostrando su apoyo a uno u otro, también en los amistosos. El resto del partido fue tan plácido como se esperaba (5-0). El entrenador probó un centro del campo con Modric y Casemiro, que era lo único que tenía disponible en esa posición por culpa de las lesiones, y el futbolista brasileño jugó todo el partido. Puede servir como ensayo para el encuentro del lunes contra el Granada. Isco volvió a marcar de cabeza, que se va a convertir en su especialidad, después de lograr su primer tanto así contra el Betis, el que dio el triunfo al Madrid. Benzema también consiguió un tanto, esta vez de penalti. Y los canteranos aprovecharon los minutos que tuvieron en la segunda mitad para revalorizarse ante los ojos de Ancelotti frente a un rival que fue un amigo y que no puso ningún problema para que Raúl y el Madrid tuvieran una noche de gloria. De eso se aprovechó Jesé, que hizo dos goles.