En la izquierda hay sitio

Marcelo ve la amarilla y se pierde la vuelta. Coentrao volverá a ser vital

Marcelo se lamenta de un agarrón
Marcelo se lamenta de un agarrón

Tras una primera parte en la que fue más intenso y muy superior, al Madrid se le hizo muy largo el partido. Tanto que temió que no acabase nunca y siguiesen las malas sensaciones. El Atlético apretaba y el Calderón se encendía porque lo veía más cerca que nunca, mientras Kroos en el centro del campo se cansaba de pedir calma a los defensas para no rifar el balón. No había que tener prisa y que el tiempo pasase. Las eliminatorias duran por lo menos 180 minutos y a eso se agarraron los blancos al final. No va a durar eso para Marcelo, que esta temporada ya no se va a enfrentar más al Atlético. Tampoco Mario volverá a enfrentarse al Madrid este curso después de ver la amarilla que lo inhabilita para jugar la vuelta. El brasileño y Kroos eran los madridistas que estaban a una amarilla de suspensión. El alemán se salvó, pero no Marcelo, que, en una jugada sin importancia en el centro del campo, dio un empujón al rival y vio que se le cerraba la puerta de la vuelta cuando el colegiado le castigaba con tarjeta. Desde ese momento, Ancelotti ya supo que tenía un problema para la vuelta y que lo importante era que el Atlético no hiciese gol para no agravarlo. Fue Marcelo quien en la segunda mitad protagonizó la mejor jugada de ataque por la banda izquierda. Llegó hasta el área tras una serie de regates, pero ni Benzema ni Cristiano acertaron. Es Marcelo quien más profundidad da al equipo y se convierte en un cuarto centrocampista al empezar la presión. Está siendo una de las piezas fundamentales en la recuperación del Madrid y suele acabar los encuentros entre los líderes de la posesión, junto a Modric y a Kroos.

Ayer, entre los descartados de Ancelotti estaba Coentrao, un movimiento habitual en los últimos encuentros. Él y Lucas Silva se quedaron fuera. El portugués ha desaparecido en los últimos meses sin hacer mucho ruido y sin que nadie pregunte por él. Bajas médicas. Pero como ocurrió al final de la temporada pasada, Coentrao va a tener que jugar en el momento decisivo porque no hay otro recambio. La semana que viene se juega el octavo derbi, el partido más importante para el Madrid, que necesita ganar al Atlético, ya sí. Y en la izquierda, estará Coentrao.