Fútbol

Damsgaard, el agitador danés

Lleva con naturalidad que le señalen como el nuevo niño prodigio de Dinamarca y le comparen con Michael Laudrup

Mikkel Damsgaard celebra su gol a Rusia.
Mikkel Damsgaard celebra su gol a Rusia.Wolfgang Rattay / POOLEFE

La Eurocopa es el escenario en el que el que los clubes más perezosos y que antes no hicieron su trabajo aprovechan para intentar descubrir nuevos talentos. Por ello, el torneo puede acabar convertido también en una casa de subastas, donde los futbolistas más sobresalientes o aquellos en los que se cree adivinar un futuro más prometedor son ofrecidos al mejor postor. “¿Viste ese gol? Te diré su precio, hoy al menos 30 millones. Pero si vuelve a marcar llegará a los 40”. Quien así habla es Massimo Ferrero, presidente de la Sampdoria, y el futbolista al que se refiere es Mikkel Damsgaard, que el 3 de julio cumplirá 21 años y atrajo todos los focos hacia él con el gol que convirtió contra Rusia.

El eléctrico y rápido jugador danés agita los partidos y atormenta a los rivales desde la banda y guarda un disparo en su pierna derecha con el que es capaz de tumbar a cualquier portero. “Un creador que parte de la banda izquierda”, se define él. Descarado en el campo, o inconsciente, asumió con naturalidad ocupar el puesto de Christian Eriksen en la alineación después del accidente cardiaco de éste y con la misma calma soporta los elogios que recaen sobre su delgado cuerpo. “Damsgaard es un niño prodigio”, sentenció Claudio Ranieri, su entrenador en la Sampdoria. “Está alerta y aprende fácilmente. Puede jugar en cualquier lugar de medio de campo hacia delante”, apuntó Carlo Osti, director deportivo del club genovés, que lo fichó por menos de siete millones de euros.

Formado en la prolífica cantera del Nordsjaelland, donde se cuida tanto al jugador como al balón, Damsgaard va dejando un reguero de admiración entre los técnicos que lo dirigen. “En técnica, toma de decisiones e inteligencia futbolística, estaba en un nivel diferente”, dijo de él Kasper Kurland, entrenador de Damsgaard en categoría sub-17 y quien reconoció que cuando lo vieron recelaron de su físico: “Era tan pequeño que había dudas sobre si podía jugar”. Las dudas desaparecieron cuando agarró el balón y Kurland vio que tenía ante sí a un jugador especial por “su toque, porque salía siempre de los regates con el balón, por la visión que demostraba con sus pases y su dominio del espacio. Cuando esperabas que el balón fuera en una dirección, él veía otra cosa en otra dirección. Era increíble”.

Ascendió al primer equipo de la mano de Kasper Hjulmand, convertido ahora en seleccionador de Dinamarca y que no dudó en apuntar el nombre de Damsgaard cuando elaboró la lista de jugadores para la Eurocopa. El respeto que siente Mikkel hacia él es enorme y el agradecimiento es de esos que duran toda la vida: “Me hizo profesional, significa mucho para mí, me ha enseñado mucho”. De todos los elogios que ha recibido, el más especial se lo hizo Flemming Petersen, quien fue su técnico en el Nordsjaelland y lo comparó con Michael Laudrup, el mejor futbolista danés de la historia.

Se le ha vinculado con el Barcelona, el Tottenham, el Liverpool y el West Ham. Cuando acabe la Eurocopa será el momento de empezar la subasta.