Fútbol

Así se convirtió De la Fuente en el nuevo entrenador de la Roja

Su nombramiento será aprobado por la junta directiva de la RFEF el lunes 12

Luis de la Fuente, seleccionador sub'21 es uno de los candidatos a suceder a Luis Enrique
Luis de la Fuente, seleccionador sub'21 es uno de los candidatos a suceder a Luis Enrique FOTO: RFEF RFEF/EFE

Marcelino García Toral esperaba la llamada de la Federación. “Está libre”, decían en su entorno, unas palabras que dicen algo más que lo obvio. No eran muchos los entrenadores de primer nivel sin contrato en vigor tras la salida de Luis Enrique del banquillo y el técnico asturiano era una alternativa bien valorada por la Federación. El ex entrenador del Athletic de Bilbao ha rechazado varias ofertas para continuar en el fútbol de clubes con la vista puesta en poder hacerse cargo de la selección después del Mundial. La ilusión de Marcelino es ser seleccionador, pero...

Luis de la Fuente, el seleccionador sub’21, es la apuesta de directiva de Luis Rubiales y acaba de ser nombrado seleccionador como sucesor de Luis Enrique, que ahora busca un nuevo futuro. El ascenso del seleccionador con el que España ganó la Eurocopa de la categoría en 2019 es una apuesta de continuidad, un entrenador de la casa que conoce a la mayoría de los jugadores en disposición de ser convocados porque ya han pasado por sus manos y que se maneja con el mismo estilo con el que la Roja se viene manejando en los últimos tiempos. De la Fuente, además, se ha tenido que adaptar desde la llegada de Luis Enrique a la selección absoluta, a no poder convocar a una gran cantidad de jugadores elegibles para su categoría porque eran llamados por el asturiano para la selección mayor. Dani Olmo, Ferran Torres, Marco Asensio, Ansu Fati y ahora Nico Wlliams o Yeremy Pino son algunos de esos futbolistas de los que se ha visto obligado a prescindir.

La selección no ha querido ni podido lanzarse a por otros entrenadores del alto nivel, como Valverde o Emery porque tienen contrato en vigor y, además, están fuera de mercado para las posibilidades de la Federación. La única duda con De la Fuente es el precedente de Iñaki Sáez, que después de ganar el primer Mundial para España, el sub’20 de Nigeria en 1999 con Xavi y Casillas, fracasó con la absoluta en la Eurocopa de 2004, donde no pudo pasar de la primera fase.

En la Federación no llegó a barajarse ir a buscar un entrenador veterano ya en el final de su carrera o en la cuesta abajo, como sucede habitualmente en otros países. El perfil suele ser un entrenador joven o uno veterano al que le gusta la idea de ser seleccionador para completar su carrera. Con técnicos de este tipo, como Luis Aragonés o Vicente del Bosque, España ha conseguido sus grandes éxitos. Contratar a seleccionadores en el mejor momento de sus carreras, como es el caso de Luis Enrique, es algo extraño, que sólo ha sucedido en este Mundial con Hansi Flick en Alemania y Roberto Martínez en Bélgica, los dos eliminados en la primera fase. Entre los técnicos veteranos destaca Rafa Benítez, ganador de dos Ligas con el Valencia y de una Copa de Europa con el Liverpool en los primeros años de este siglo.

En cualquier caso la “era Luis Enrique” al frente de la selección ha terminado. La sintonía que demostraba con Luis Rubiales en los primeros tiempos de la carrera del asturiano como seleccionador y tras su regreso, se ha resquebrajado después de lo sucedido en el Mundial, donde Luis Enrique ha tenido poder absoluto para caer en octavos, igual que sucedió hace cuatro años con Fernando Hierro como seleccionador interino. Su sucesor wa Luis de la Fuente.