Deportes

El gol más surrealista y polémico jamás visto en el fútbol sala

El resultado era 4-4, último minuto del encuentro. El portero del Osasuna Magna saca de portería con la mano colocando el balón justo sobre la cabeza de uno de sus atacantes, que termina rematando el balón dentro de la meta contraria. El árbitro, que interpreta que ningún jugador ha tocado el esférico, no da por válido el gol. Mientras los jugadores del Osasuna comienzan a celebrar el tanto de la «victoria», a poco más de 60 segundo del final, El Pozo saca rápido y marca Álex desde el centro del campo, encontrando vacía la portería rival. El anulado y festejado 4-5 acabó convirtiéndose en un surrealista 5-4. La incredulidad de los visitantes se manifestó inmediatamente desde el banquillo y los jugadores sobre el parqué.

Publicidad

Antes de la polémica decisión arbitral el partido ya llevaba un ritmo frenético. Hasta tres veces se habían adelantado los murcianos por parte de Andresito, Álex y Paradynski, y otras dos igualó el marcador el Magna con goles de Araca y García.

Pero dejando a un lado la propia tensión del encuentro, su trascendencia también era de gran dimensión ya que enfrentaba al tercer y quinto clasificado, es decir, un duelo entre rivales directos. Sólo un punto distanciaba a ambos conjuntos antes del partido. Ahora, El Pozo aventaja en cuatro al Osasuna por el error arbitral.