Sergio, en el top 3 de Valderrama en una jornada sin terminar

Sergio García ha comenzado el Andalucía Valderrama Masters con una buena vuelta de 68 golpes (-3) y se encuentra a solo dos del líder provisional, el inglés Ashley Cherters toda vez que no todos los jugadores pudieron terminar la vuelta, entre ellos seis españoles

Sergio  García
Sergio García

El castellonense Sergio García ha vuelto a demostrar que domina el recorrido de Sotogrande y viene dispuesto a revalidar el título, siempre y cuando la intensa lluvia, que retrasaba hasta dos horas el inicio de la sesión y que psoteriormente impedía que esta terminase, se lo permite.

El cielo se ha apuntado a ser también protagonista en el Andalucía Valderrama Masters durante esta semana, al menos así ha sido durante el primer día, con nubes muy oscuras de tormenta, tormenta que descargó incesantemente desde primera hora de la mañana y que obligaba a la organización a trabajar, tras el parón de casi dos horas, en tiempo récord para dejar el campo en las mejores condiciones posibles.

’’Hacer bajo par en Valderrama siempre es positivo y hacer tres bajo, aún más. Da igual que esté duro o blando, haga viento o no haga. Es un campo que te exige mucho desde el tee, en los golpes a green y alrededor de los greenes. A pesar de todo lo que ha llovido los greens rodaban de maravilla. Este campo siempre ha drenado muy bien y ha aguantado todo lo que le ha caído’’, comentaba García.

Esta vez la lluvia le beneficiaba a pesar de que el campo no estaba al 100%, pero más beneficiado aún se vio Ashley Chesters, primer líder con un 66 que vale incluso doble por las condiciones. Seis birdies y un único bogey le permitirán afrontar lo que queda de torneo con mucha más calma, ya que, teniendo en cuenta que mañana las previsiones dan más lluvia, es muy probable que el torneo se acorte y él tiene ya una importante ventaja conseguida (pocas vueltas tan bajas se conseguirán).

En segundo lugar, a un golpe del británico, Gregory Bourdy (67). El francés tiene a su vez uno de ventaja respecto a Sergio y a Jason Scrivener, si bien en esta posición se encuentran por proyección Álvaro Quirós y Gonzalo Fernández-Castaño, ambos con tres birdies y todavía media vuelta por hacer.

La organización del torneo hará lo posible para que se jueguen 72 hoyos, aunque no será fácil. ‘’Estamos a expensas del tiempo’’, explica el director del torneo, José María Zamora. ‘’Hasta ahora hemos sufrido cuatro horas y diez minutos de retraso y eso nos permitiría acabar el torneo el domingo a las seis de la tarde. Si el tiempo empeora, tenemos varias opciones: podemos establecer el corte con 50 jugadores e intentar jugar dos vueltas, o a 65 y empatados y mantener el mismo horario de salida para la tercera y la cuarta vuelta, algo que también nos ayudaría a ganar un par de horas. Tenemos algunos ases en la manga, pero estamos a expensas del cielo.

Si tenemos que acabar el lunes, acabaremos el lunes; hay muchas cosas en juego, pues es el último torneo de la temporada para mantener la tarjeta. Tenemos que ser lo más justos que podamos con todo el mundo’’.

El campo ha aguantado muy bien la lluvia. Como explica Javier Reviriego, director general del Real Club Valderrama, “los greenes han mantenido su velocidad y tanto las calles como los bunkers han drenado de manera excepcional. Estamos muy contentos con la respuesta del campo tras la tormenta de esta mañana. Valderrama tiene uno de los mejores sistemas de drenaje del mundo y nuestro equipo de mantenimiento está preparado para cualquier adversidad que podamos tener durante el fin de semana”.

En cuanto al resto de españoles, Jorge Campillo finalizó con 69 golpes, dos menos que Alejandro Cañizares, Pedro Oriol y Pep Anglés. Carlos Pigem y Eduardo de la Riva finalizaron con 72 impactos, uno menos que Sebastián García Rodríguez. Más abajo, y con muy pocas opciones, Scott Fernández (77), Pablo Larrazábal con 78 y, con 79, Santiago Tarrío.