Lopetegui toma el mando de la nueva España

Julen Lopetegui  habla con los jugadores antes de comenzar su entrenamiento como técnico de la Selección. Sonrisas y muy bien ambiente entre los internacionales que ya preparan la clasificación para el Mundial
Julen Lopetegui habla con los jugadores antes de comenzar su entrenamiento como técnico de la Selección. Sonrisas y muy bien ambiente entre los internacionales que ya preparan la clasificación para el Mundial

«Es raro que en una convocatoria no se vea a Iker», afirmó Sergio Ramos. Era el primer día de curso para la nueva Selección de Julen Lopetegui y el nombre de Casillas sobrevoló por Las Rozas. Era lógico porque faltaba el jugador con más internacionalidades (167), el capitán que ha recogido las copas más emblemáticas para el fútbol español. Sin embargo, hay que aparcar el pasado y pensar en el presente y en el futuro. Un futuro que debe llevar a la Roja al Mundial de Rusia (2018).

Ése es el gran objetivo y por el que trabajan desde ayer Lopetegui y su cuadrilla. Pablo Sanz, segundo entrenador; Óscar Caro, preparador físico; Ochotorena, entrenador de porteros y Antolín Gonzalo, analista de los rivales, tratarán junto al seleccionador de que los jugadores comiencen a asimilar sus métodos y sus sistemas. Cada maestrillo tiene... y Lopetegui, amante también del toque y de la posesión del balón –le gusta jugar con un 1-4-3-3 –, modificará, lógicamente, algunas de las cosas de su predecesor, Del Bosque.

«Es el primer día de clase, estamos contentos e ilusionados, con la lógica emoción y con mariposas en el estómago. Tenemos muchas ganas e ilusión para empezar a trabajar», explicó Lopetegui nada más aterrizar en Las Rozas. El nuevo seleccionador se mostró satisfecho por la situación en la que llegan sus jugadores a la primera concentración. «Estamos contentos porque no ha habido ningún percance este fin de semana, mentalizados en preparar el primer partido de Bélgica para aprovechar el poco tiempo que tenemos en inculcar nuestras ideas», recalcó el técnico. Piqué, que sufrió un golpe en San Mamés, llega a tiempo.

No hay cambios, pues, entre los 23 elegidos: De Gea, Reina, Adrián, Sergi Roberto, Bartra, Piqué, Carvajal, Sergio Ramos, Javi Martínez, Jordi Alba, Azpilicueta, Busquets, Asensio, Mata, Koke, Saúl, Silva, Thiago, Nolito, Diego Costa, Morata, Vitolo, Lucas Vázquez y Alcácer –el último en incorporarse tras pasar el reconocimiento médico con el Barça– comenzaron a familiarizarse con las ideas de Lopetegui, que habló mucho durante la sesión.

«En el fútbol el estilo lo marca el tipo de jugador que tienes. Los que tenemos en esta lista, y otros que se han quedado fuera, nos marcan crecer en torno a la pelota, siendo capaces de competir a otros niveles cuando haya que hacerlo y estando preparados en todos los aspectos para intentar atacar mejor teniendo alternativas para cada partido», fue el mensaje matinal de Lopetegui, que reconoció que había dormido poco ante su estreno como seleccionador nacional.

Por la tarde, ya vestido de «romano», se le vio activo, motivando a los internacionales y corrigiendo algunas cosas cuando fue necesario. En el aspecto físico no hay problemas, explicó Óscar Caro. El «nuevo profe», que sustituye a Miñano, reconoció que habían hablado con algunos clubes para intercambiar opiniones.

Todo transcurrió con normalidad en el primer día en la oficina, que diría Piqué. Diego Costa, en su regreso, fue uno más, gastó bromas y sonrió. Lo mismo que Reina, un viejo rockero que vuelve. Ochotorena justificó su regreso. «Reina, si está, es por méritos propios. Le conocemos bien e hizo una gran temporada».

A Casillas le añora Ramos. «Yo creo que a todos les sorprende cuando un jugador tan emblemático e histórico, nuestro primer capitán, no está por aquí. Es raro que en una convocatoria no se vea a Iker, pero eso depende del jugador y del seleccionador, que comienza una nueva era con un cambio radical», dijo Sergio.