Los Warriors sobreviven a un final dramático ante los Raptors

Se imponen por 105-106 para forzar el sexto partido. Kevin Durant se ha roto para el resto de la serie

Kevin Durant cayó lesionado en el segundo cuarto y no volverá a jugar en las finales

Cuando los Raptors de Toronto ya estaba rozando el anillo, 103-97 a menos de tres minutos para el final, los Golden State Warriors fueron capaces de sobrevivir. Tres triples rescataron a un equipo que vio cómo en el segundo cuarto se despedía de Kevin Durant para lo que resta de las finales. KD volvió a romperse. Los canadienses fueron siempre por detrás. Hasta que apareció imponente Kawhi Leonard y con 10 puntos consecutivos en el último cuarto mostró el camino hacia el anillo, pero... los Warriors se levantaron y forzaron el sexto partido que se disputará en San Francisco la madrugada del viernes.

Después de 32 días de baja, Kevin Durant y sus 34 puntos por partido aparecían en las finales. A los Warriors no les quedaba otra. El partido era a vida o muerte y Steve Kerr apostó por su guardia pretoriana. Tenía que jugar sí o sí. Su quinteto, Curry-Thompson-Durant-Iguodala-Green. No faltaba nadie, pero... a 9:46 para el final del segundo cuarto y con 34-39, Durant afrontó la defensa de Ibaka a siete metros del aro. Un amago y se desplomó. Se llevó la mano al gemelo derecho, se incorporó, pero no podía apoyar la pierna y enfiló el camino a vestuarios ovacionado después de una fea bronca del público canadiense. Adiós Kevin Durant. Había anotado tres triples, sumaba 11 puntos y su presencia había cambiado la dinámica de la final.

Porque con Durant los Warriors fueron otros. Su acierto en el triple fue extraordinario -arrancaron con un 5/5- y al final del primer cuarto el tridente Curry-Thompson-Durant había sumado 31 de los 34 puntos de su equipo. Enfrente los Raptors habían apostado por Marc Gasol. Frente a un quinteto pequeño, el pívot español estuvo mandón. Anotó 10 puntos sin errores en el tiro y fue el encargado de sostener a los canadienses ante la avalancha de puntos de los californianos.

La lesión de Durant descolocó casi más a los Raptors que a los Warriors. Kerr recurrió a Cousins, intrascendente en los cuatro primeros partidos. El pívot tapó el hueco de Durant con un protagonismo inédito. Anotó 9 puntos y los Warriors llegaron a mandar por 13 (39-52). Sin Durant, el equipo se repuso momentáneamente y al descanso todavía mandaba por una diferencia superior a la que llevaba antes de la lesión de KD (56-62).

Los Warriors necesitaban como nunca la aportación de Curry y Thompson. Cuando los dos producían, las ventajas volvían a superar la decena de puntos. Ayudaba también el pésimo porcentaje de tres de los Raptors, que llegaron a estar en un sonrojante 3/19. Cuando Lowry y Van Vleet afinaron la puntería, los canadienses volvían a acercarse (73-77), pero los Warriors mostraban una solidez de la que carecieron en los partidos anteriores.

El penúltimo arreón de los Raptors llegó de la mano de Lowry e Ibaka. Las diferencias se redujeron al mínimo (91-92) en los últimos seis minutos. Y llegó el momento de Kawhi Leonard. Llevaba un día desacertado en el tiro, pero encadenó cuatro ataques seguidos perfectos. Fue el "Kawhisistema". Balón para el "cyborg"y diez puntos seguidos para un parcial de 10-2 y los Raptors despegaron hacia el anillo, 103-97. O al menos eso pensaban en Canadá. En una situación crítica, los Warriors se echaron en brazos de Curry y Thompson. La respuesta fueron tres triples: uno del base y dos del escolta. Curry acabó con 31 puntos; Thompson, con 26. Y los defensores del título entraron en el último minuto por delante (103-106). Fue suficiente para sobrevivir y darse una nueva oportunidad el viernes.

105. Toronto Raptors (28+28+22+27): Lowry (18), Green (4), Leonard (26), Siakam (12) y Gasol (17) -quinteto titular- Van Vleet (11), Ibaka (15) y Powell (2).

106. Golden State Warriors (34+28+22+22): Curry (31), Thompson (26), Durant (11), Iguodala (5) y Green (10) -quinteto titular- Looney (4), Livingston (0), Bogut (0), Cook (3), Cousins (14), McKinnie (0) y Bell (2).

Incidencias: 19.800 espectadores en el Scotiabank Arena. Quinto partido correspondiente a las finales de la NBA. El sexto partido se disputará en la madrugada del viernes (03:00, Movistar +).