FC Barcelona

Messi no descansa

El delantero argentino del Barcelona Leo Messi sigue desde la grada el partido de su equipo ante el Granada
El delantero argentino del Barcelona Leo Messi sigue desde la grada el partido de su equipo ante el Granada

Una de las grandes quejas de los clubes de fútbol es la enorme cantidad de kilómetros en avión que acumulan los futbolistas en sus piernas en cada parón internacional.

Una de las grandes quejas de los clubes de fútbol es la enorme cantidad de kilómetros en avión que acumulan los futbolistas en sus piernas en cada parón internacional. Así que resulta, al menos, curioso que la última parte de la recuperación de la lesión de Messi se haya decidido llevar a cabo en Argentina, a diez mil kilómetros de Barcelona. No hay ninguna obligación con la Asociación de Fútbol Argentino, pero los servicios médicos del club azulgrana han aceptado los deseos del jugador de estar unos días en su país, alejado de la presión y el ruido que le rodea en la capital catalana.

Lo que necesita Leo Messi para dejar atrás la pesadilla de lesiones que le persigue desde el mes de abril es tranquilidad y la opinión consensuada entre el entorno del jugador y el club es que la mejor forma de encontrarla es desplazarse a Buenos Aires hasta Navidad. Así que el futbolista partirá hoy mismo rumbo a su país para continuar con el proceso de recuperación de su lesión muscular, una rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda, cuyo alcance continúa siendo ocultado por el Barcelona. En el nuevo parte médico hecho público ayer, el club se limitó a convenir que «la evolución está siendo positiva», tras las últimas pruebas realizadas.

El Barcelona supervisará todo el proceso, aunque no lo podrá hacer en primera persona hasta mediados de diciembre, cuando Ricard Pruna, galeno del primer equipo, y Elvio Paulorroso, preparador físico jefe, viajen hasta Argentina para arropar al jugador y ayudarle en todo lo que sea posible. En esta segunda fase de la recuperación, Messi volverá a pisar el césped y se empezará a ejercitar con balón, dejando atrás las sesiones de fisioterapia y camilla que ha tenido que afrontar en Barcelona. La «Pulga» ha apurado su trabajo hasta el último momento, ya que ayer se pasó la mañana en la ciudad deportiva Joan Gamper para seguir con todo el proceso, horas antes de subirse de nuevo a un avión. La visita del Elche al Camp Nou, el 5 de enero, se antoja como una posible fecha de su reaparición.