Motociclismo

Rossi no olvida

Se saluda fríamente con Lorenzo en la presentación del Movistar Yamaha y mantiene su discurso respecto a Márquez: «¿Estrecharle la mano? Afortunadamente no está en mi equipo»

El piloto español de Moto GP, Jorge Lorenzo (i), y el italiano Valentino Rossi (d), posan para los medios durante la presentación hoy en Barcelona del equipo Movistar Yamaha MotoGP
El piloto español de Moto GP, Jorge Lorenzo (i), y el italiano Valentino Rossi (d), posan para los medios durante la presentación hoy en Barcelona del equipo Movistar Yamaha MotoGP

Se saluda fríamente con Lorenzo en la presentación del Movistar Yamaha y mantiene su discurso respecto a Márquez: «¿Estrecharle la mano? Afortunadamente no está en mi equipo»

Han pasado más de dos meses, las Navidades y se ha cambiado de año, pero Rossi no olvida lo que sucedió al final de la temporada pasada. En la presentación de la escudería Movistar Yamaha para 2016 se ha reafirmado en el discurso con el que cerró el curso pasado: Márquez, en su opinión, se empeñó en que él no ganara el título. Lo hizo su compañero de equipo, Jorge Lorenzo, con el que se encontró en la parte final del acto celebrado hoy lunes en Barcelona y al que recibió con un frío y corto apretón de manos. “Jorge es mi compañero y mi primer rival, pero estamos en el mismo equipo, trabajando para Yamaha y debemos ser profesionales al máximo. Hay una buena atmósfera”, lanzó el italiano. El jefe de ambos, Lin Jarvis, les pidió públicamente respeto mutuo y anunció que en ningún momento se han planteado levantar un muro para dividir en dos partes el box durante las carreras. El año pasado completaron un gran trabajo por encima de las Honda y quieren mantener esta fórmula.

Rossi se limitó a ser correcto con Lorenzo, mientras que el vigente campeón le tendió la mano, convencido de que por su parte todo estará bien si no hay un encontronazo en pista. “Tengo mucho respeto por Valentino y por todos los pilotos, sean más rápidos o más lentos. Me quiero llevar bien con todos si es posible y más con mi compañero”, explicó Jorge, que también habló del final del curso anterior. “Lo que sucedió en Sepang no tuvo que ver conmigo. Venía, creo, desde atrás, del Gran Premio de Argentina y de Assen. Si Márquez y Valentino quieren, tendrán que solucionarlo ellos, pero yo no pinto nada ahí”, reconoció después de que Rossi hubiera dicho, una vez más, que está seguro de que Marc actúo en ayuda de Jorge y le perjudicó adrede. “El Mundial de 2015 lo ganó el piloto más rápido, y ese fui yo. Gané más carreras y estuve más vueltas en cabeza. Las estadísticas están ahí. Yo no tengo que defenderme de nada. No tuve ni una sola colisión ni problema con otro piloto dentro de la pista. ¿Valentino? Si él tiene algún tipo de resentimiento conmigo es un tema que él tendrá que gestionar".

“Afortunadamente Marc no está en mi equipo”

Rossi no hizo alardes de cariño con Lorenzo, con el que mantiene una relación sólo correcta. Más complicada parece la cosa con Márquez, al que no parece perdonar lo que según él le hizo en el final de 2015. “Por fortuna Marc no está en mi equipo. Ni él ni Jorge me tuvieron mucho respeto, que es algo que debe ir en las dos direcciones. No sé qué pasó con Márquez, quizá me utilizó para no culparse de tantos errores cometidos”. Valentino aseguró que en algún momento pensó en decir “basta”, pero que eso hubiera sido rendirse. Afirma que le servirá de motivación para este año y que es mejor mirar hacia adelante, pero lo cierto es que no parece que haya pasado página. De hecho, admitió que ahora mismo sería difícil la relación entre ambos pudiera normalizarse.

Mejor con la electrónica que con los neumáticos.

Además de ser el primer reencuentro de Lorenzo y Rossi y la primera aparición pública del italiano después de su famoso discurso incendiario contra los dos españoles y la organización tras perder en Valencia, se trataba de presentar la nueva Yamaha YZR-M1 para 2016. Un año en el que las dos grandes novedades serán la centralita única Magneti-Marelli y los neumáticos Michelin, que sustituyen a Bridgestone. "La electrónica no es un gran problema. Todos estamos en el mismo nivel y creo que nuestros ingenieros están trabajando para mejorar. Estoy más preocupado con los neumáticos, ya que el cambio es importante", dijo Rossi. "La primera impresión"es que los Michelin sufrirán más en la segunda parte de las carreras, especialmente la goma delantera. Con los Michelin, si cometes un fallo, lo pagas. Deberemos estar concentrados en la conducción”, concluyó.