MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
14:25
Actualizado
  • 1

«Siempre creímos»

El seleccionador destaca el poder del grupo para superar las adversidades y ganar un oro que dedica a todo el balonmano español

  • Los Hispanos mantearon al seleccionador Jordi Ribera
    Los Hispanos mantearon al seleccionador Jordi Ribera

Tiempo de lectura 4 min.

29 de enero de 2018. 06:03h

Comentada
Francisco Martínez 29/1/2018

ETIQUETAS

«Increíble es la palabra», decía Raúl Entrerríos, el capitán de los Hispanos, eufórico por el oro conquistado, y por la forma en la que se consiguió. «Estamos orgullosos. Sabíamos que en la final había que sufrir y lo hicimos como grupo, juntos a por cada balón», continuaba el central del Barça. Los problemas en la primera parte ante Suecia han sido sólo algunas de las dificultades que la selección española ha tenido que superar en el Europeo, para que el final fuera feliz. «Tuvimos lesionados, hubo que levantarse de algunas derrotas, pero siempre creímos y mantuvimos el espíritu ganador», describía Jordi Ribera, el seleccionador, que fue manteado por todo el equipo, reconociendo su gran aportación a la victoria.

El oro que se resistía

«Por fin hemos conseguido este oro. Habíamos llegado a las semifinales en los últimos cuatro europeos, pero el oro no llegaba, nos quedábamos siempre a las puertas. Al final la constancia, el esfuerzo y la fe de este equipo ha hecho que hoy podamos ganar», opinaba Gedeón Guardiola, uno de los veteranos. «Suecia sólo contaba con oros y nosotros cuatro finales, cuatro derrotas, pero el equipo ha estado genial», continuaba el extremo Aitor Ariño. La dichosa maldición de los campeonatos de Europa puede que influyera en el flojo comienzo de España. «La gente salía con la sensación de que era una obligación porque nunca habíamos ganado, porque íbamos quizá un poco de favoritos... Y también está el rival, que ha sabido atacar nuestras debilidades», admitía Ribera. Pero después del descanso, todo cambió. «Hemos sabido levantarnos», decía Entrerríos. Al contrario que en el resto del torneo, a España no le pesó ir por detrás en el marcador. «No perdimos la ilusión, hemos sabido anticiparnos a todas sus acciones, hemos mostrado más alegría, más sentido en ataque, nos hemos replegado mejor y estábamos más frescos por las rotaciones», explicaba Ribera. «La segunda parte ha sido increíble. Hemos estado muy puestos y la defensa 5-1 ha salido genial», afirmaba Ariño. «El 5-1 que hemos hecho ha sido para guardarlo y enseñárselo a los futuros jugadores que vengan a la selección para que sepan como hay que defender. Viran y Álex han hecho un trabajo increíble», añadía Gedeón.

Los jóvenes

De los jóvenes también se acordó Ribera. Y de todos los demás de su deporte: «Es un día de felicidad para el balonmano español, de reconocimiento a todos los que han trabajado para que esto sea posible, y los jóvenes han visto cómo sus ídolos llegaban a lo máximo». En el mismo sentido hablaba Ariño: «Esto es premio para todo el grupo y para todos los que trabajan por el balonmano español».

Nuevo reto

El triunfo en el Europeo da la clasificación a España para el Campeonato del Mundo de Alemania y Dinamarca 2019 y para el Campeonato de Europa de Suecia, Austria y Noruega 2020. Pero Gedeón Guardiola mira un poco más allá: «Le debemos al balonmano español ir a los Juegos, tras quedarnos fuera de Río, e ir allí para conseguir algo».

Últimas noticias