Real Madrid

Sin locuras veraniegas

El Real Madrid no tiene pensado hipotecarse para tapar el hueco de Cristiano. Mbappé y Neymar están casi imposibles ahora mismo.

Mbappé y Neymar, con la camiseta del Paris Saint Germain
Mbappé y Neymar, con la camiseta del Paris Saint Germain

El Real Madrid no tiene pensado hipotecarse para tapar el hueco de Cristiano. Mbappé y Neymar están casi imposibles ahora mismo.

La marcha de Cristiano no supondrá un cambio en la hoja de ruta del Real Madrid. Hace tiempo que el club blanco ha dejado de ser protagonista en el mercado y desde la llegada de James justo hace cuatro años no encabeza la lista de los fichajes más caros. La idea es contratar jóvenes antes de que den el estirón definitivo y su precio ya sea prohibitivo. El ejemplo es Marco Asensio, una ganga arrebatada al Barcelona, que no se atrevió a invertir unos pocos euros en un chico que ha tenido peso en el Madrid desde que llegó y que ha jugado el Mundial. El club confía en la fortaleza de su plantilla, con muchos futbolistas en el mejor momento de sus carreras y con varios años de contrato por delante. Los aficionados no dejan de preguntarse cuándo vendrán Neymar o Mbappé, a los que se ve como los únicos sustitutos posibles para Ronaldo. Desde las oficinas del Bernabéu, en cambio, se pide calma y dejar trabajar a Lopetegui, que tiene que tomar muchas decisiones de aquí al 31 de agosto. Hasta esa fecha el periodo de contrataciones está abierto y seguro que llegarán jugadores importantes al Real Madrid. Lo que parece cada vez más claro que no sucederá es ver a Mbappé o a Neymar vestidos de blanco a corto plazo. El PSG no vende y además ambos tienen unos sueldos que romperían la escala salarial que no se ha querido reventar con los 30 millones anuales que exigía CR7 para continuar.

No va a haber despilfarros, a pesar de que la caja está bastante repleta gracias a la contención en el gasto de los últimos años y a los 100 millones que deben llegar desde Turín. Se confía en la clase media-alta de la plantilla y en que futbolistas que han estado un poco a la sombra de Cristiano den un paso adelante y tengan el protagonismo que han reclamado algunas veces. Bale y Benzema van a jugar más libres sin tener que buscar siempre el pase al portugués. La palabra, por otro lado, la va a tener Lopetegui, que ya confío en los sub'21 que había dirigido para confeccionar la convocatoria de cara al Mundial de Rusia. Su llegada va a favorecer, entre otros, a Marcos Llorente y Dani Ceballos, dos apuestas del club que casi no contaron para Zidane. Julen los ve aprovechables y quiere que se queden. Lo mismo sucede con Vallejo, otro que no se irá. Achraf, en cambio, ya es del Dortmund y Theo Hernández podría salir también en busca de minutos y experiencia.