Deportes

Deportación, golpear a una juez o fiestas en pandemia: los escándalos de Nole

El serbio acumula casi tantas polémicas como Grand Slam y ahora, atraviesa una complicada situación en Australia tras ser cancelado su visado por segunda vez.

Los escándalos de Novac Djokovic
Los escándalos de Novac Djokovic FOTO: Archivo La Razon

Novak Djokovic vive uno de sus peores momentos. El tenista serbio ha visto como las autoridades australianas han cancelado su visado por segunda vez, algo que puede dejarle fuera de la disputa del Open de Australia si no prospera su recurso ante la justicia. Sin embargo, no es la primera vez que el serbio se ve rodeado por el escándalo. Acumula casi tantas polémicas como Grand Slam y estás son las más sonadas:

“Chupénme la...”

Una de las “históricas” escenas de mal humor de Djokovic dentro de una cancha de tenis tuvo lugar en la final del Miami Open 2015, ante Andy Murray. El partido estaba igualado y Novak se descargó con gritos y gestos de mal gusto contra uno de los chicos recogepelotas por entender que le había hecho perder el punto. La reprobación de los asistentes fue total.

Con el primer set en manos del británico y estando 3 iguales en el segundo, el público dejó caer otro estruendoso griterío por un punto ganado por Murray. Djokovic miró desafiante hacia las gradas y gritó en serbio “¡Popuši mu kurac!”, que en español sería algo así como “chúpenme la…”

Lanzamiento de raqueta

Jugando el Roland Garros 2016, en la instancia de cuartos de final, vivió una particular situación que por poco no paso a mayores. Su frustración enfrentando a Thomas Berdych lo llevó a lanzar su raqueta sin mirar y casi impacta en un juez de línea.

Seis meses después, jugando ante Dominic Thiem en el ATP Finals, en Londres, los que recibieron el mal humor, y un pelotazo, fueron los espectadores. “¿Me descalificaron? No, pudo haber sido grave si golpeaba a alguien del público. Pero no. También pudo haber nevado dentro del estadio, pero eso tampoco ocurrió”, dijo con ironía en conferencia de prensa.

Antivacuna y “fiestas cóvid”

En abril del 2020 se refirió por primera vez al tema vacunación y dejó una polémica declaración. “Personalmente, yo me opongo a la vacunación y no quisiera ser forzado por alguien a ser vacunado para poder estar en condiciones de viajar. Pero, si esto se transforma en algo compulsivo yo debería tomar una decisión. Yo tengo mis propios pensamientos sobre este asunto y no sé si esos pensamientos cambiarán en algún momento”, comentó en N°1 del Ranking ATP durante una trasmisión en vivo.

Si embargo el escándalo más gordo llegaría meses después con la organización del Adria Tour, un torneo de tenis de exhibición organizado por él en Serbia, Croacia, Montenegro y Bosnia Herzegovina en plena pandemia. No se tomaron medidas anticovid ni entre el público ni con los jugadores.

Djokovic defendió su torneo señalando que la situación en esos países era diferente a los Estados Unidos o Inglaterra, pero al final todo se descontroló, ya que los contagios se incrementaban exponencialmente y tuvo que cancelar los últimos dos partidos. Los partidos tenían público en las gradas, no había protocolo, no era obligatorio el uso de mascarilla y no faltaron las fiestas.

Nole anunció poco después que dio positivo a Coronavirus después de jugar el Adria Tour, sin embargo, la polémica se desató cuando se filtraron las fotos y videos en donde se le veía en una fiesta junto a otras personas, entre las que se encontraba la esposa de Djokovic, que también dio positivo.

“Inmediatamente al llegar a Belgrado, me sometí a la prueba junto a todos los miembros de mi familia y el equipo con el que estuvo en Belgrado y Zadar. Di positivo junto a mi esposa. No muestro síntomas”, señaló el tenista en un comunicado oficial.

Golpear a una jueza

Pero en 2020 aún quedaría tiempo para sumar otro escándalo. El 6 de septiembre, Novak se convirtió en el cuarto jugador en la historia de los Grand Slam en ser descalificado en medio de un partido.

Nole jugaba el primer set por los octavos de final del US Open frente al asturiano Pablo Carreño. En el undécimo juego del primer set, el español lograba quebrar el servicio del serbio. Muy enfadado, Djokovic lanzó con su raqueta la pelota que tenía en la mano hacia la pared del fondo pero, en su trayectoria, la bola golpeó accidentalmente en la garganta de una jueza de línea, quien cayó al suelo y debió ser asistida por los médicos del torneo.

La mujer gritó y se fue al suelo y la cara de susto de Djokovic fue tremenda al ver la que había liado. Se fue a ver cómo estaba. Se levantó y abandonó la pista con una botella de agua. Después, la juez de silla y el supervisor se reunieron y tomaron la decisión de expulsar al número uno. Nole intentó defenderse y en la conversación dijo: “Ella no ha tenido que ir a un hospital”. Y casi suplicó: “¿Me vas a descalificar por esto con mi carrera, en un Grand Slam, la pista central... “. Pues la respuesta fue “sí”, y el US Open lo explicó en un comunicado: “De acuerdo con el reglamento del Grand Slam, tras su acción de golpear intencionalmente una pelota de manera peligrosa o imprudente dentro de la cancha o golpear una pelota sin tener en cuenta las consecuencias, el árbitro descalificó a Djokovic del US Open”.

Los juegos de Tokio: Rabieta y espantada

Superada la primera mitad de la temporada 2021, se disputaban los postergados Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y Djokovic la volvía a liar.

Acababa de empatar a un set el partido de la lucha por el bronce, pero Novak Djokovic estaba lejos de ser el número uno del mundo. En el primer juego del tercer set, con Pablo Carreño al servicio, el serbio estuvo cerca de romper el saque del español. Tuvo una bola de break. El juego estaba siendo muy peleado y después de un punto perdido por Nole, el de Belgrado estalló. De pronto lanzó con violencia la raqueta a la grada y recibió un “warning” del juez de silla. La acción fue completamente a propósito a diferencia de lo que sucedió ante el mismo rival en el Abierto de Estados Unidos. En Nueva York, Djokovic golpeó con una pelota a un juez de línea sin querer y por eso fue descalificado.

No fue la única reacción. Poco después, con 3-0 en contra en el tercer set, destrozó la raqueta contra el soporte de la red.

Después de perder frente al español, llegaría la espantada. Tenía programado el partido por el bronce del dobles mixto. Pero dejó colgada a su compatriota Nina Stojanovic ante Barty y Peers.

“Estoy física y mentalmente exhausto, pero no me arrepiento en absoluto de haber venido a los Juegos. Creo que no hay coincidencias en la vida y que todo pasa por algo”. El número uno también se disculpó por su lanzamiento de raquetas a la grada: “Es algo que pasa en la batalla, no está bien. Pero soy así y pido perdón por el mensaje que transmiten. Todos somos seres humanos. A veces es difícil controlarse”.

Encerrado en un hotel australiano

El año nuevo para Djokovic ha empezado como casi todos, envuelto en polémica una vez más. Novak Djokovic fue trasladado a primera hora de ayer al Hotel Park de la ciudad de Melbourne, que también aloja a un grupo de solicitantes de asilo que han sido detenidos por las autoridades de inmigración, después de que fuera entrevistado durante más de ocho horas por las autoridades fronterizas por no cumplir con los requisitos impuestos por la covid-19.

El juez del Tribunal de Circuito Federal Anthony Kelly aplazó el caso de Djokovic hasta el lunes debido a una demora en recibir la solicitud de revisión del visado y la prohibición temporal de su deportación. El gobierno australiano ha confirmado que el tenista de 34 años no será deportado antes de la celebración de la audiencia.

La situación de Djokovic sigue en el aire mientras Serbia convierte su caso en una “cuestión de Estado” y el tenista ha sido elevado a los altares como el “Dios de los antivacunas”.