Deportes

Zidane deja la concentración del Real Madrid en Montreal por motivos familiares

La noticia del día no fue que el Real Madrid completó otra jornada de trabajo de pretemporada en Montreal. La gran novedad de la jornada resultó ser el viaje de urgencia de Zidane a Europa para atender unos asuntos personales. «Nuestro entrenador, Zinedine Zidane, se ausentará de la concentración de la pretemporada en Montreal por motivos personales. Hasta su regreso, las sesiones de trabajo serán dirigidas por el segundo entrenador, David Bettoni», anunciaba el club en una inesperada comunicación en su página web oficial.

Publicidad

La primera plantilla blanca continuó con el trabajo previsto, otra vez basado en lo físico, bajo la supervisión de todos los ayudantes de Zizou: Bettoni y Dupont, principalmente. Los jugadores trabajaron con normalidad, aunque el ambiente quizá no fue tan relajado como en días anteriores por lo sucedido.

Zidane esperó en el hotel a que estuviera organizado todo el viaje de urgencia para poner rumbo al aeropuerto. Desde el club se pidió discreción en cuanto al motivo por el que el entrenador no podrá hacer su trabajo los próximos días y se confía en que en no demasiados pueda estar de vuelta. El primer partido del conjunto blanco en esta pretemporada está previsto para el próximo 20 de julio (21 de madrugada en España), es decir dentro de una semana, y lo lógico es que para enfrentarse al Bayern de Múnich el primer entrenador esté otra vez al frente del equipo desde el banquillo.

Nunca son buena noticia estos imprevistos, que además no se puede elegir, pero mucho menos en una pretemporada como la que vive el Real Madrid en estos momentos. Hay muchas decisiones que tomar, concretamente en lo que se refiere a la operación salida, y la mayoría las va a tomar Zidane. Hay varios jugadores cuyo futuro dentro de la plantilla está en duda y estos días los iba a aprovechar el francés para evaluar a aquellos que no tienen seguro comenzar el curso.

Ahora va a tener que tomarse un paréntesis y dejar para su regreso la parte de trabajo de planificación que le queda por completar. Especialmente en el apartado de los descartes, donde algunos están más claros que otros. Ceballos, James Rodríguez y Bale saldrán seguramente, pero no serán los únicos. En lo que se refiere a las llegadas, la única que se espera de aquí al cierre del mercado es la del francés Paul Pogba, una operación complicada, pero que el club se ha tomado como una carrera de fondo en la que no hay que tener prisa. Zidane lo quiere, el Madrid va a intentar su contratación y el futbolista está a la espera.

Publicidad