Actualidad

Una actitud diferente, claves para un crecimiento a largo plazo

Bankia Forward by Innsai facilita la comprensión global del consumidor del futuro, adaptando las empresas a los cambios

Vivimos en un mundo en constante transformación, en el que surgen nuevos modelos de negocio consecuencia entre otros factores, de la globalización, de la irrupción de las tecnologías 4.0 y de los nuevos hábitos de consumo y valores de las nuevas generaciones de consumidores (Millenials, Generación Z).

En este contexto de transformación, solo caben dos actitudes por parte de los directivos de las empresas: Obviar los cambios que se producen (señales débiles) o reflexionar y actuar, mediante la innovación en su modelo de negocio, con el objetivo de renovarlo estratégicamente.

Usted decide. Nadie puede hacerlo por usted, pero sólo una reflexión: «Su inactividad no evita que otros innoven y cambien las reglas». Si hay algo seguro en todo esto, es el cambio. Por ello, iniciado el proceso de reflexión, le aconsejamos no quedarse ahí. ¡Pase a la acción!. Y ello solo es posible con una actitud diferente, de todos aquellos que tienen algo que decir en el proceso de innovación de su empresa.

Así pues, tras este despertar, toma protagonismo, una de las capacidades organizativas de segundo orden esenciales en los procesos de cambio: la capacidad de experimentar rápidamente y con frecuencia, no sólo con los productos y servicios, sino también con los modelos de negocio, procesos y estrategias.

En el proceso de experimentación, conviene tener una mentalidad abierta, donde todo es posible y ninguna idea a priori debería estar vetada. La realidad nos pone de manifiesto la existencia de una enorme cantidad y variedad de casos innovadores que hoy representan la punta de lanza de la innovación (innovaciones de producto, de comunicación, alianzas, innovaciones tecnológicas, innovaciones en los canales de distribución, innovaciones en procesos, organizativas…). Ello demuestra que todo es posible. ¡Venza el no! Pero…, los ejemplos son solo eso, ejemplos de cómo empresas han sido capaces de concretar en acciones los conceptos. Su innovación no debe quedarse en una mera replica con ligeras variaciones de estos ejemplos, sino que apoyándonos en cómo esas empresas han sido capaces de innovar, deberíamos ser capaces de generar nuestra propia innovación, creativa, fresca y diferencial, alineada con los valores y cultura de su empresa.

Reflexione con su equipo directivo, analizando cómo las tendencias afectan a su modelo de negocio, identificando tanto potenciales amenazas como nuevas oportunidades. Conviértalas, en retos de innovación, logrando con ello prototipos que conviene testear rápidamente para validar si tienen o no potencial de mercado.

En este punto, una recomendación, dele un enfoque de innovación abierta a este proceso creativo (open innovation): ábralo integrando actores externos a su empresa (clientes, proveedores, aliados, colaboradores, y porque no, los consumidores).

En sectores de consumo, donde la opinión de los consumidores obviamente es crítica (aunque la realidad nos demuestra que no es tan obvio), deles entrada en este momento. Herramientas de co-creación con consumidores son especialmente valiosas para ello.

Más allá de nuestras capacidades

El resultado de nuestro proceso creativo, no puede estar limitado por nuestras capacidades y recursos actuales, más aún en un momento como el actual, en el que la financiación y el boom de las startups hacen posible que abordemos proyectos antes impensables.

El «corporate venturing» es una estrategia en auge. Numerosas empresas en todo el mundo, están recurriendo a acelerar sus procesos de innovación, integrando sus capacidades, fortalezas y posicionamiento en el mercado con las nuevas ideas, conocimientos y agilidad que aportan las «start-ups». Para obtener el máximo partido a esta estrategia de aceleración, conviene tener presente dos capacidades organizativa de segundo orden claves: la capacidad de gestionar sistemas complejos e interconectados de múltiples partes interesadas y la capacidad de motivar a los empleados y socios.

Conviene no olvidar un factor clave en la innovación: las personas. Excelentes ideas han terminado en nada, o peor aún, no han llegado a florecer, porque las personas que debían liderar esos proyectos, simplemente no se han implicado. Por ello, implique, motive, cocree, comunique y hágales partícipes de la aventura que supone la innovación y la importancia que ella tiene para el futuro de su empresa. Es clave para el éxito de la innovación, y si al final, no tiene éxito, convierta esta situación en un aprendizaje para el siguiente proyecto. La innovación al igual que la empresa debe ser algo vivo que no se detiene nunca.

Considerando estas reflexiones, hemos creado Bankia Forward by Innsai, donde, a partir del análisis y la difusión de tendencias de innovación en diferentes sectores (alimentación, turismo, movilidad, agricultura,…), a los que se irán incorporando progresivamente nuevos sectores, queremos facilitar una comprensión global del consumidor del futuro, posibilitando con ello la anticipación y adaptación de las empresas a esos cambios.

Le animamos a que participe activamente en las actividades de Bankia Forward , (www.bankiaforward.es), pues no sólo descubrirá las oportunidades que los cambios en los mercados pueden reportarle, sino que, además, tendrá la posibilidad de interactuar y relacionarse con otras empresas que ven el futuro como un espacio al cual se le da forma con nuestras decisiones y acciones en el presente.

Queremos, en definitiva, impulsar la mentalidad Forward, porque es la forma de crear un futuro sostenible para nuestros negocios, mediante la innovación… pero, ¡con una actitud diferente!