Renta: Hacienda se queda con 9.000 millones en deducciones

Solo un 8% de los contribuyentes aprovecha todas las desgravaciones autonómicas y casi el 65% de las declaraciones se presentan sin modificaciones en el borrador. Hay 1.900 euros de brecha fiscal entre la asfixia de Cataluña y el paraíso madrileño

Hacienda se queda cada año con más de 9.000 millones de euros en deducciones autonómicas. ¿Saqueo o trampa? Ninguna de las dos cosas, En el borrador de la Renta no están incluidas estas deducciones, que cada contribuyente debe rellenar. Pero solo un 8% de los españoles con la obligación de presentar la declaración se deduce todo lo que puede. Como consecuencia, ocho millones de contribuyentes con las rentas más bajas “regalan” 4.100 millones al no presentar la declaración. Además, existen otros 13 millones de españoles que no declaran sus aportaciones a los sistemas de previsión social, lo que se traduce en 3.500 millones de euros. Si se contabilizan el número total de deducciones no aplicadas, la cifra de lo que se «regala» al Estado sin quererlo se dispara a 9.000 millones de euros. De hecho, casi el 65% de las declaraciones se presentan sin modificaciones del borrador. Y eso pese a que en algunas regiones, las deducciones pueden llegar a los 2.200 euros.

Y es que las desigualdades fiscales entre comunidades autónomas pueden suponer hasta 1.900 euros de diferencia en las deducciones aplicables en la declaración de la Renta. Los diferentes tramos regionales, y sobre todo, las diferentes deducciones que aplican en cada región son los causantes de estas desigualdades, que llevan a que un madrileño pueda aplicarse deducciones por un valor siete veces superior a las de un catalán, que soporta una de las mayores presiones impositivas autonómicas de España. Las variaciones en estas deducciones son notables. Así, la vivienda habitual puede llegar a desgravar 1.000 euros en Madrid, pero únicamente 300 euros en Extremadura, Galicia, Andalucía o Cataluña, según un informe de la asesoría fiscal TaxDown. El nacimiento de un hijo también supone grandes diferencias fiscales: en Galicia la desgravación llega a los 2.400 euros, pero en cambio en la Comunidad Valenciana o Cataluña sólo aplican 270 euros de deducción.

Los datos dejan claro que Madrid disfruta de las mejores condiciones fiscales. Tomando como referencia un contribuyente madrileño de 35 años con 2 hijos y vivienda en alquiler, que gane 20.000 euros al año, puede aplicarse deducciones por valor de 2.200 euros. Además, los impuestos para los madrileños ascienden a 1.249 euros, las más bajas de toda España. Por el contrario, un catalán en las mismas circunstancias únicamente cuenta con 300 euros en deducciones. Los catalanes también son los españoles que soportan unas tasas más altas, de hasta 1.500 € para el caso analizado.

Además de Madrid, otras comunidades autónomas con jugosos beneficios fiscales son Galicia y la Comunidad Valenciana. Un gallego en la misma situación que el madrileño de 35 años (con 2 hijos y vivienda en alquiler), disfruta de hasta 1.800 euros en deducciones aplicables, y un valenciano puede deducirse hasta 1.210 euros. En cambio, a la cola de las deducciones, justo por detrás de Cataluña encontramos a Baleares y Extremadura, con sólo 400 euros.

Grandes diferencias en las rentas más bajas

Los datos analizados en el estudio demuestran que, tomando como ejemplo una renta de 15.000 euros, existen algunas diferencias muy llamativas entre comunidades autónomas. De este modo, Madrid, La Rioja y Canarias son las comunidades que más beneficia fiscalmente a estas rentas, que pagan de media un 7,5% menos que en el resto de regiones. En cambio, el mismo contribuyente pagaría en Asturias un 2,8% más sobre la media nacional, y en Murcia un 2%. El borrador de Hacienda no incluye de forma automática estas deducciones, lo que provoca una pérdida de hasta 9.000 millones de euros al año a los contribuyentes.