Coronavirus

La prórroga de los ERTE deja fuera a las empresas que no abran desde julio

A cambio, podrán acogerse las que presenten causas objetivas. La patronal aún confía en mejorar las exenciones de las cuotas sociales ante el inminente acuerdo

El acuerdo para extender los ERTE hasta el 30 de septiembre parece más cercano, pero aún no está sellado. De la reunión que mantendrán hoy los agentes sociales con el Gobierno saldrá lo más parecido a un acuerdo pese a las discrepancias máximas para alcanzarlo. Todas las partes han cedido, pero sin duda son los empresarios quienes más han visto alejarse sus pretensiones iniciales. Primero, porque los ERTE creados para responder a los estragos del Covid-19 no se extenderán hasta final de año, como pretendían en el arranque de esta última prórroga. Segundo, porque a solo una semana de que concluyan las condiciones especiales contenidas en estos mecanismos para salvaguardar el empleo mientras amainaba lo peor de la hibernación y el confinamiento hasta el regreso a la actividad aún no se sabe qué será de los trabajadores de aquellas empresas que no reanuden su actividad en julio, ya que quedan excluidas de esta nueva prórroga al no contemplarse los ERTE por causa mayor total.

Por último, están las exenciones que sí tendrán las empresas que vayan incorporando trabajadores –ERTE por fuerza mayor parcial– y los expendientes por causas objetivas (ETOP), que incluyen causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, y que el Gobierno está dispuesto a incluir bajo el mismo paraguas de protección. Así, en ambos casos se mantendrán los mismos porcentajes de exoneración en las cuotas empresariales a pagar a la Seguridad Social durante los tres meses de verano que dura la última prórroga: las empresas de menos de 50 trabajadores tendrían un ahorro de cotizaciones del 65% para los trabajadores reincorporados y del 40% para los que sigan afectados por el expediente; y las empresas de mayor tamaño tendrán una rebaja del 45% en las cuotas de los trabajadores que se reincorporen y del 30% para quienes sigan en ERTE.

Pese a que la patronal CEOE mantiene muy «abierta» la negociación, los sindicatos CC OO y UGT, y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, salieron ayer en tromba para avanzar el pacto. Así, el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, afirmó que la negociación entre sindicatos, patronal y Gobierno para extender los ERTE del Covid «está muy cerca de un acuerdo». Aunque Sordo admitió que quedan flecos que «no son menores», las propuestas «se acercan» a lo que el sindicato plantea, ya que las condiciones para extender estos expedientes solo se limitaría por ahora a que las empresas no puedan recurrir a las horas extraordinarias si hay un solo trabajador en ERTE. Se mantienen los derechos adquiridos para los trabajadores temporales sobre la reposición y la prestación por desempleo y abre, además, la posibilidad de acogerse a las exoneraciones a los ETOP.