Coronavirus

Las vacaciones arrancan con los carburantes un 14% más baratos que hace un año

El diésel cuesta un 14,4% menos y la gasolina un 13,6%, según los datos del Boletín Petrolero de la UE

Las gasolineras siguen prestando servicio durante el estado de alarma
Un hombre echa gasolina a su cocheMarta Fernández Jara Europa Press

Los que tengan previsto marcharse de vacaciones en coche con el arranque del mes de julio verán sensiblemente aliviada su factura de combustible con respecto al año pasado. Según los datos publicados hoy por el Boletín Petrolero de la UE, el precio de los carburantes es esta semana un 14% inferior al que marcó hace un año.

El precio medio del litro de gasóleo se sitúa, según el boletín, en 1,040 euros por litro, un 14,4% por debajo del que marcó hace un año, 1,194 euros. El de la gasolina es de 1,145 euros, lo que representa un 13,6% menos con respecto al ejercicio anterior, cuando era de 1,301 euros. Con estos valores, llenar un depósito tipo de 45 litros de diésel cuesta ahora 46,8 euros, frente a los 53,73 de hace año. En el caso de la gasolina, repostar este año ese mismo depósito cuesta 51,25 euros y el verano pasado había que gastar 58,54 euros para hacerlo.

A pesar de registrar un retroceso en términos interanuales, el precio de los carburantes ha encadenado esta semana su octava subida consecutiva tras tocar mínimos a principios de mayo en plena pandemia del coronavirus. Esta misma semana, el diésel se ha encarecido un 1,17%, mientras que la gasolina lo ha hecho un 1,33%. Desde que se rompió a mediados de mayo la tendencia bajista que llevaban los carburantes, los precios del litro de gasolina se han encarecido casi un 7% desde mínimos, mientras que los del gasóleo han recuperado casi un 6%.

Carburantes más baratos

En España, la gasolina sigue estando más barata respecto a la media de la UE y la zona euro, donde el litro cuesta 1,260 euros y 1,313 euros, respectivamente, al mismo tiempo que el litro de gasóleo cuesta de media 1,126 euros en la UE y 1,151 euros en la eurozona. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

La recuperación en los precios de los carburantes viene acompañado de la remontada en las últimas semanas en los precios del crudo, tras su desplome en lo más duro de la crisis del coronavirus, cuando el barril de Texas llegó incluso a cotizar en negativo ante el temor a un colapso de la economía mundial. Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, repunta hoy por encima de los 42 dólares, mientras que el Texas se intercambiaba a más de 40 dólares.