Coronavirus

El trabajo de miles de padres en riesgo si sus hijos no vuelven a clase presencialmente

Ante un nuevo supuesto de clases online, el 54% de los padres no podrán quedarse en casa con los niños

Los colegios podrán abrir el mes de julio para ofrecer a los estudiantes clases de refuerzo
Una madre ayuda a su hijo con los deberesEduardo Parra Europa Press

Trabajar y estudiar bajo el mismo techo durante la cuarentena no fue una tarea sencilla. Con miles de padres saliendo de los ERTE y otros volviendo a sus puestos presenciales, un nuevo periodo de tele-estudio se presenta como un obstáculo insalvable. Los padres españoles ya no pueden ocuparse de sus hijos a tiempo completo y atender sus compromisos profesionales, por lo que un curso sin ir al colegio podría poner en peligro su trabajo, según una encuesta de Yoopies, plataforma para satisfacer la oferta y la demanda de servicios en el hogar

Ayer, Pedro Sánchez aseguró que los niños españoles volverán a las aulas. El presidente del Gobierno señaló durante una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que “el curso escolar debe iniciarse con normalidad, eso es lo que quiere el Gobierno de España y en eso está trabajando con las comunidades autónomas, esa es la hoja de ruta y no hay otra, se lo debemos a los padres, madres, alumnos, a nuestros hijos, hijas, profesores y trabajadores”. No obstante, el aumento de los contagios y de las restricciones alimenta las dudas de los padres. La gran preguntan de los progenitores es cómo conseguirán trabajar y gestionar la educación a distancia si se diera la situación.

El 60% de los padres entrevistados por Yoopies apoya la decisión de comenzar el curso escolar presencialmente siguiendo las recomendaciones propuestas por el Ministerio de Educación a las Comunidades Autónomas. Además, estos padres necesitan que se produzca la vuelta al cole por motivos de conciliación, pues el 81% trabajan a tiempo completo fuera de casa. No obstante, si comienzan a surgir rebrotes y el protocolo anti-Covid no se puede desarrollar de manera estricta, el 65% de las familias preferiría que los niños aprendan online para proteger su salud.

Si así ocurriera, el 54% de los padres (o madre/padre soltera/o) indican que no podrán quedarse en casa con los niños. Por tanto, estas familias se plantean la interrupción del trabajo de uno de los padres (desempleo, permiso no retribuido, excedencia...) o el pago de una niñera a tiempo completo, afectando en ambos casos negativamente a la estabilidad económica de la familia.

No tienen con quién dejarlos

“En mi caso no puedo teletrabajar, soy sanitaria y mi marido tampoco. Estoy pensando en como organizarme”, explica una madre encuestada. “Si no hay confinamiento creo que los niños tienen su derecho como el resto de personas que volvemos al trabajo o nos vamos de vacaciones. Vuelta al cole con garantías y protocolos claros, concisos y bien establecidos”, reclama. El apoyo familiar, sobre todo de los abuelos, se presenta como la única solución para muchos, pero con la pademia este pilar se ha hundido: " Con los abuelos no podemos dejar. Haré algo entre mi marido y yo y hablaré con mi trabajo si hace falta para buscar una solución”. “No tengo con quien dejarla, tendría que pagar a alguien para que se quedara con mi hija y eso no es factible, supondría un gasto del que no dispongo”, subraya otra madre.

Los padres que teletrabajan también afirman que el estudio desde casa les ocasiona grandes dificultades y es una carga mental más. De hecho, el 66% de los padres que teletrabajan temen que ya no puedan llevar a cabo sus proyectos laborales teniendo a sus hijos en casa, pues este hecho conlleva la atención a estos, apoyar su aprendizaje online y la realización de las tareas del hogar. El equilibrio psicológico de la familia también está en juego.