¿Cuál es la opción de pago más segura para las compras online?

Cada año se registran algo más de un millón de operaciones fraudulentas con tarjetas, en un 64% realizando compras remotas, según el Banco de España

Las opciones de pago online cada vez son más amplias y su uso más rápido y sencillo. De hecho, para la mayoría de la población, introducir el número de la tarjeta y su código de seguridad en páginas webs o aplicaciones forma parte de su día a día. Sin embargo, pese a que su uso esté más que normalizado los riesgos siguen siendo considerables. Según el Banco de España, cada año se registran algo más de un millón de operaciones fraudulentas con tarjetas, en un 64% realizando compras remotas. La mayoría de ellas consisten en robos de pequeñas cantidades de los que el usuario no siempre en consciente. Para evitar ser víctima de uno de estos fraudes, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja disponer de una tarjeta prepago como complemento a la tarjeta de crédito tradicional. Esto supondrá un plus de seguridad y de ahorro.

Ventajas de las tarjetas prepago

1. La principal es que en caso de fraude el usuario podrá limitar su alcance, ya que el importe defraudado nunca será mayor que el saldo que se haya cargado previamente.

2. La mayoría no tienen cuota anual, ni comisión por recarga o por transferencia.

3. Suelen permitir sacar dinero de cualquier cajero sin comisiones, dos o tres veces al mes o hasta cierto importe: normalmente hasta 200 euros.

4. Incluyen Bizum y algunas hasta permiten pagar directamente con el móvil mediante Google Pay o Apple Pay.

5. Son muy fáciles de contratar. Basta con descargar en el móvil la app de la cuenta elegida; introducir en ella los datos personales; y autentificar el perfil de cara a la entidad, bien enviando una foto del DNI, bien con una vídeollamada, explica la OCU.

6. También son muy útiles para dotar de un medio de pago a los hijos menores.

7. Si viaja al extranjero y decide pagar con tarjeta, con una de prepago no le aplicarán comisiones por cambio de divisa y tampoco le cobrarán las extracciones de cajeros.

¿Cuáles son las mejores?

Todo dependerá de sus necesidades. Si quiere realizar y recibir transferencias, es necesario contratar alguna de las que van vinculadas a una cuenta con IBAN, como N26, Revolut (cuenta estándar), Rebellion Pay o BNC10. Si solo va a usarse para compras online y le da más confianza un emisor español, Bnext es la mejor opción, aclara la OCU.

¿Otras opciones seguras?

Otro alternativa a las tarjetas de crédito muy popular es Paypal. Esta cartera digital gratuita no comparte su información financiera, ya que solo necesita un correo electrónico y contraseña para operar. De esta manera, no tendrá que introducir sus datos bancarios en los sitios web en los que realice su compra. La compañía actúa de intermediario y permite pagar con su saldo Paypal (para ello deberá hacer una transferencia a su cuenta de PayPal por adelantado) o vinculando su cuenta bancaria o su tarjeta de débito/crédito.

Bizum también va ganando terreno en las compras online. Es una plataforma de pagos integrada en la banca por Internet y las aplicaciones de banca móvil de cada entidad. Este sistema permite enviar y recibir dinero de forma inmediata a cualquier número de teléfono. Además de enviar y recibir dinero de desconocidos, un uso que también está ganado popularidad es pagar compras por internet. Para recurrir a este método de pago es necesario: crear la Clave Bizum en la aplicación de su banco; seleccionar Bizum como método de pago en el momento de la compra; introducir su número de teléfono y una clave Bizum y validar la compra al introducir el código que le indica su banco. No obstante, cabe recordar que ninguno de estos métodos de pago escapa a las redes de la ciberdelincuencia y los usuarios pueden verse envueltos en algún fraude, aunque sea en pequeña medida.