Claves para comprar la mejor bombilla led y ahorrar en la factura de la luz

Tienen un consumo de energía 10 veces menor que las luces incandescentes y su vida útil es mucho mayor

Cambiar las bombillas tradicionales por iluminación led tiene infinidad de ventajas. A pesar de que son un poco más caras, tienen un consumo de energía 10 veces menor que las luces incandescentes, duran mucho más, no dan calor y se encienden al instante, a diferencia de los tubos fluorescentes tan populares en las cocinas de los hogares españoles.

Sin embargo, no todas las bombillas led son iguales, por lo que hay que fijarse en determinados aspectos para comprar la que mejor se adapte a nuestras necesidades. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una serie de recomendaciones para asegurarse de que el productos que se está comprando es el ideal.

Potencia

Antes de comprar una bombilla hay que tener en cuenta el tamaño de la habitación donde se va a instalar y el uso que se va a realizar, ya que no necesitamos la misma luz para ver la televisión que para leer. Si lo que se va a hacer es sustituir una bombilla, ya sea incandescente, halógena o fluorescente, por una con tecnología led, es suficiente con mirar la potencia para hacer una buena compra. En la siguiente tabla, elaborada por la OCU, se muestra la equivalencia entre los diferentes tipos de bombillas:

Intensidad

La intensidad de la luz de las bombillas led se mide en lúmenes. Los fabricantes incluyen esta información en el envase del producto, pero ¿cómo puedes saber qué intensidad necesitas?

Para la cocina es recomendable unos 300 lux, para la iluminación general, y entre 500 y 600 para otros usos como la zona de cortar. En el baño es suficiente con 200 lux para la luz del techo y entre 300 y 500 para el espejo. La iluminación general del resto de estancias varía dependiendo de la zona: 100-200 lux en el dormitorio, 100 lux en el salón y 200-300 lux en el cuarto de los niños. Para leer se recomienda una bombilla led con, al menos 500 lux.

Temperatura de la luz

No, no significa que los led emitan calor. La temperatura se refiere al color de la luz, que puede ser fria (blanco azulado) o cálida (tonos amarillos). Este factor se mide en grados Kelvin (K) y depende del gusto del consumidor, pero es importante dominarlo para comprar el producto que deseamos.

  • 2100K: Se corresponde con las bombillas que simulan las bombillas antiguas.
  • 2700K: El valor más típico de luz cálida
  • 3000K: Luz cálida
  • 4000K: Luz blanca neutra
  • 6000K: Luz fría
  • 6500K: Luz muy fría

Duración

La duración de la bombilla mide la vida útil del producto. Las luces led duran más que el resto de bombillas, pero las horas de vida dependen también del número de encendidos y apagados. En esta tabla encontrará cuántos años dura cada bombilla en función de su uso: