Guía para comprar los pisos de los bancos

Características, ventajas y desventajas, de dónde proceden, cómo encontrarlos y condiciones de la hipoteca

Pisos en ventaLuis DíazLa Razón

Al indagar en diferentes portales inmobiliarios puede toparse con una opción que quizás desconocía y le llame la atención: los pisos de bancos. Las entidades bancarias cuentan con una amplia cartera de inmuebles en venta que suelen destacar por sus atractivos descuentos imposibles de rechazar. No obstante, no es oro todo lo que reluce y antes de embarcarse en la compra de una ganga que acabe siendo un fiasco le conviene conocer de dónde proceden estas viviendas, cuáles son sus características, si se adaptan a sus necesidades, dónde encontrarlas y cómo será la hipoteca. El comparador online Helpmycash ha elaborado la guía “Toda la verdad sobre los pisos de los bancos” donde resuelve todas estas dudas.

¿Son más baratos?

No. Según explica Helpmycash, los bancos venden sus pisos a precio de mercado en la mayoría de las ocasiones, por lo que en la mayoría de las ocasiones no son más baratos que los comercializan las agencias convencionales. Pueden darse casos en los que se vendan incluso por encima del precio del mercado para cubrir el valor de la hipoteca impagada sobre ese inmueble.

“Es cierto que, de vez en cuando, se lanzan promociones que pueden resultar interesantes”, añade el comparador online. No obstante, una descuento demasiado elevado, como del 50% o el 70% puede deberse a una devaluación del valor del inmueble.

¿De dónde proceden?

Estas viviendas son inmuebles que pertenecen a entidades financieras y que estas quieren vender a través de una inmobiliaria, ya sea propia o externa. Los bancos se convirtieron en grandes tenedores de inmuebles sobre todo durante la crisis de 2008 y estas viviendas llegaron a sus manos a través de: embargos a clientes que no pudieron pagar su hipoteca; promotoras que construyeron pisos, no pudieron venderlos, dejaron de pagar los créditos y también les fueron embargados; y, por último, de bancos que fueron absorbidos tras quebrar y con ellos sus activos inmobiliarios.

Al hablar de pisos de bancos también hay que tener los pertenecientes a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de Reestructuración Bancaria, más conocida como Sareb. No es un banco, por lo que no concede hipotecas. Su objetivo es vender al precio de mercado los activos inmobiliarios que posee que proceden de las entidades que en su momento recibieron dinero público.

Ventajas e inconvenientes

Comprar uno de estos pisos le conviene si tiene pocos ahorros y encuentra una ganga, lo cual no están habitual como parece. El principal motivo para adquirir una de estas viviendas es que hay bancos que ofrecen hipotecas para financiar el 100% de la compra de sus pisos, a lo que se le puede sumar un mayor plazo de devolución y otras facilidades de pago. No obstante, necesitará tener ahorrado el 12% de su valor para pagar los gastos de compraventa: los impuestos, los aranceles notariales y registrales, etc. Por otro lado, puede que el banco haya tasado el piso que le interesa al comprador hace poco, en cuyo caso no tendrá que pagar nada por este concepto.

Los principales motivos para no querer optar por una de estas viviendas son tres: que pueden estar en mal estado, por el paso del tiempo o por desperfectos ocasionados por anteriores propietarios; pueden tener cargas, es decir impagos pendientes de los que debería hacerse cargo el banco. La solución más sencilla es pedir la nota simple al Registro para asegurarse de que todos los pagos están al día; y quizás el más importante es que los descuentos promocionales no suelen ser reales.

¿En qué zonas hay más pisos de bancos?

Encontrará una mayor oferta de pisos de bancos en las ciudades que vivieron un mayor boom durante los años de la burbuja inmobiliaria: las capitales más importantes, las localidades costeras con afluencia de turismo, los municipios con urbanizaciones fantasma, etc, explica Helpmycash en su guía.

¿Dónde puedo encontrarlos?

Los bancos no venden sus pisos directamente, sino que lo hacen a través de inmobiliarias que han creado para esta finalidad o de otras agencias externas con las que tienen acuerdos. Si no le importa el banco, puede entrar en diversos portales inmobiliario (Fotocasa o Idealista, por ejemplo) y filtrar la búsqueda por pisos de bancos.

Ofertas de pisos de bancos en IdealistaLa Razón

Si busca el piso de un banco en concreto puede ir a una oficina de esa entidad o entrar en la página web de la inmobiliaria que venda sus viviendas. Estos son los portales utilizados:

Fuente: HelpmycashLa Razón

En el caso de la Sareb, los pisos que gestiona se pueden consultar en su página web, pero para visitarlos y comprarlos hay que recurrir a las inmobiliarias que comercializan sus viviendas. Actualmente: Altamira, Servihabitat, Solvia y Haya Real Estate.

¿Cómo será la hipoteca?

El piso lo puede financiar cualquier entidad, aunque el mismo banco lo vende puede ofrecer unas condiciones más favorables. Las características habituales son: financiación de hasta el 100% del valor de la vivienda; plazo más largo para devolver el dinero (hasta 40 años) y en ocasiones, un interés más bajo, cobrar menos comisiones o incluir menos productos combinados.