“El fondo de recuperación de la UE es un salto al futuro para España”

La eurodiputada socialista Eider Gardiazábal destaca que las ayudas europeas “nos van a permitir que programas en economía verde y digitalización que teníamos previstos para los próximo diez años podamos ejecutarlos en tres”

La eurodiputada socialista Eider Gardiazábal
La eurodiputada socialista Eider Gardiazábal

La socialista Eider Gardiazábal es la única eurodiputada española que forma parte de la Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo y ha sido una de las ponentes del fondo de recuperación post coronavirus. Aunque no oculta su frustración por el veto de Hungría y Polonia, confía en esta entrevista con LA RAZÓN en que el Consejo Europeo halle una pronta solución que no retrase unos fondos que tanto necesita España para iniciar recuperación económica.

¿Ve posible que se pueda superar pronto el veto de Polonia y Hungría a los presupuestos europeos y al fondo de recuperación?

Es frustrantes porque llevamos años trabajando en el marco financiero y en el mecanismo del Estado de derecho. Pero no nos sorprende. Espero que se consiga desbloquearlo en los próximos días. Si persiste el bloqueo, yo creo que vamos a encontrar la fórmula para replantear las propuestas de tal manera que puedan salir.

¿Este nuevo escollo retrasará la llegada del fondo de recuperación a los Estados miembros?

Va todo lo ligado porque, por el mecanismo del Estado de derecho, Polonia y Hungría han bloqueado también el marco financiero y el plan de recuperación. No es bueno un bloque o un retraso. Pero el funcionamiento del plan de recuperación sigue en marcha. Ya estamos negociando con el Consejo los criterios que van a tener que seguir los planes nacionales y los países están preparando sus propuestas de planes nacionales, que deben ser revisados por la Comisión. Todos estos procesos siguen sus plazos. Puede haber retrasos en el lanzamiento de la financiación, pero como estos planes no funcionan como dinero a cuenta, sino como rembolsos de lo que se habrá efectuado, a la larga no debería haber retrasados.

¿Cuál es el balance para España del marco financiero plurianual?

Positivo. No estamos completamente satisfechos porque una siempre aspira a más. Seguimos recibiendo un importante apoyo financiero de la Unión Europea en agricultura y cohesión. Nuestro sector agrícola y pesquero ha demostrado una fortaleza impresionante en esta pandemia. Se han mejorado partidas que para España son esenciales como el programa de investigación Horizonte Europa, del que somos uno de los grandes beneficiarios, así como el programa de transición justa, que apoya a los sectores productivos para avanzar hacia una economía baja en carbono. Y en Erasmus también. España es uno de los grandes beneficiarios por los estudiantes que recibe y los que envía. Nos hubiera gustado más para toda Europa. Pero sobre todo hemos modificado la estructura de ingresos con nuevos impuestos europeos que consolidan el concepto de comunidad europea, ayudan a la financiación de los presupuestos y van a establecer un sistema fiscal mucho más justo.

¿Por qué es tan baja ejecución de fondos europeos en España, por debajo del 40% frente al 46% de media en la UE-27?

Yo creo que no se leen bien los datos. Ese 39% es el dinero que nos ha rembolsado la UE. Es decir, proyectos que se han ejecutado y se han certificado. Esto no quiere decir que el otro 60% no se haya utilizado, lo que sucede es que hay parte que aún está en las fases de auditoría y control por parte de Bruselas. Son procesos muy largos. Además, el hecho de que España sea un país descentralizado y muchos de esos proyectos sean gestionado por autoridades locales y regionales alarga el proceso. Más o menos el 80% está utilizado. La ejecución del marco financiero 2014-2020 da tres años más de plazo, así que el programa realmente acaba en 2023. En los anteriores programas (2000-2006 y 2007-2013), la tasa de ejecución ha sido del 99%.

¿No influye también que ahora las inversiones hayan pasado de las infraestructuras a la Europa verde y la digitalización?

Otros países ejecutan infraestructuras que llevan tiempo en completarse y las cantidades de dinero son altísimas, y España ya no las hace. La digitalización y la descarbonización llevan más tiempo y más trabajo, pero en cantidad son menos consumo. Por eso, la velocidad de ejecución con respecto a otros países y otros programas es menor.

Precisamente, el fondo de recuperación se centra en este tipo de inversiones...

Ahora estamos discutiendo con el Consejo la importancia de las categorías verdes y digital con un 37-40% y un 20%, respectivamente. Para Europa, y para España en particular, va a suponer un salto cualitativo, y de tiempo porque el fondo nos va a permitir que programas que teníamos previstos para los próximo diez años podamos ejecutarlos en tres. Todo un salto al futuro.