Enrique Blanco: “La llegada del 5G no es evolutiva, es disruptiva”

Enrique Blanco, Director de Tecnología e Información de Telefónica: “El 5G no vale si no se tiene un despliegue masivo de fibra, infraestructuras e inteligencia artificial que permita controlar esas infraestructuras”

Thumbnail

«El 5G llega para transformar definitivamente la sociedad», señaló el Director de Tecnología e Información de Telefónica, Enrique Blanco, al inicio de su intervención. El 80% del tráfico va por wifi. Este es el oxígeno «que los clientes necesitan para disfrutar de su vida en la actualidad» y la cuestión es cómo se va a transforma, añadió Blanco. El objetivo de Telefónica es ofrecer a los clientes una experiencia de wifi en la que la digitalización de su casa sea una realidad. Si hace 10 años la compañía podía ofrecer entre 10 y 15 mb de wifi, ahora esta cifra ha aumentado hasta los 600 y 800 mb. En el camino hacia el futuro, la velocidad se podrá multiplicar por 10 gracias al 5G, el promedio de respuesta estará en 5 milisegundos, habrá muchos más dispositivos conectados y la seguridad será casi absoluta.

«Hace unos años el paradigma era ver cuántos dispositivos podría haber conectados. Con el 5G podrá haber 1,5 millones de dispositivos conectados en un kilómetro cuadrado. El 4G no es capaz de soportar ese volumen», subrayó el Director de Tecnología e Información de Telefónica. Estos atributos tienen detrás mucha tecnología, en concreto, infraestructuras. «Tenemos que asegurar que la infraestructura del 5G impida que tengamos un black out. Sería como paralizar la industria, hospitales y transporte», alertó Blanco.

El 5G «tiene dos sabores». Del 5G Non Stand Slone se pasará al 5G Stand Alone. El primero se apoya en el 4G y permite dar los primeros pasos para cambiar la sociedad hasta alcanzar la siguiente fase, el 5G Stand Alone, que será la máxima expresión de esta tecnología.

«El 5G no ha hecho más que empezar», subrayó Enrique Blanco. Telefónica lleva varios años dando pasos para alcanzar este objetivo tecnológico. Tras las primeras experiencias de 5G entre 2018 y 2019 y su reciente encendido en 2020, Telefónica contempla que entre 2021 y 2023 el 5G Stand Alone ya sea una tecnología de masa, al alcance de cualquier persona. Este horizonte temporal «nos sitúa a la vanguardia, solo comparable con Corea del Sur y Japón», añadió.

Los clientes y empresas podrán disfrutar de las aplicaciones del 5G a través de retransmisiones en streaming, vídeos 360, realidad virtual y realidad aumentada, telepresencia holográfica, coches conectados e industria 4.0. «El modelo de producción va a ser inimaginable», con posibilidad de dar soporte a hospitales, realizando operaciones remotas con visibilidad ilimitada y con respuesta en tiempo real, explicó Enrique Blanco. «Comparado con lo que tenemos, el 5G es otro mundo, es otra capacidad, es otro paradigma», apostilló el Director de Tecnología e Información de Telefónica.

Todo esto será posible de manera sostenible. En 2025, Telefónica tendrá cero emisiones a la vez que el 5G permitirá multiplicar por tres el tráfico de los clientes de la compañía. «Un cliente para poder tener más servicios necesita más espectro, el espectro es el campo de juego. El 5G permitirá crecer en el espectro cuando los clientes pidan más datos», dijo a este respecto Enrique Blanco.

La llegada del 5G y todos sus beneficios no es evolutiva, sino disruptiva. En esta «ultramaratón, el 5G no vale si no se tiene un despliegue masivo de fibra, infraestructuras e inteligencia artificial que permita controlar esas infraestructuras», explicó el ponente de Telefónica. La compañía está teniendo un papel fundamental en cada uno de los pasos de este camino hacia la revolución tecnológica que viviremos durante los próximos 25 años.