Montero recula y niega el «hachazo» fiscal por ahora

Madrid rebate a la ministra que con menores tributos sí sube la recaudación

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, toma notas mientras escucha una pregunta de la oposición durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, toma notas mientras escucha una pregunta de la oposición durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los DiputadosJuan Carlos HidalgoEFE

Los impuestos se han convertido en la manzana de la discordia entre el Gobierno y la oposición y en la cuestión estrella de la campaña electoral de Madrid.

La semana pasada, el Gobierno, por boca de su ministra de Hacienda, dio por sentado un alza de Sociedades, Patrimonio y Sucesiones en enero próximo, mientras su candidato a las elecciones madrileñas prometía no aumentar los tributos.

El jefe del Ejecutivo en persona le enmendó la plana apoyando a María Jesús Montero y su alza fiscal. Un día después, el miércoles pasado, la vicepresidenta económica salió a la palestra para rectificarla.

Nadia Calviño descartó cualquier subida impositiva a corto plazo hasta que no se remonte la pandemia y, por tanto, la actual crisis.

Ayer, justo siete días después, el PP y Ciudadanos interpelaron en el Congreso a Montero sobre su decisión de subir estos tributos en enero próximo, fecha en la que aún se dejará sentir las embestidas de la crisis y, por tanto, de la pandemia.

Sin inmutarse, les acusó de mentir. «Jamás he dicho que vaya a subir los impuestos durante la pandemia. Con la mentira no se ganan elecciones». Acto seguido, aseguró que algunos tributos subirán, mientras otros bajará, pero en ningún caso en la pandemia.

La diputada popular Carolina España le recomendó tomar nota del modelo fiscal del PP que se está aplicando en Madrid, donde ha aumentado la recaudación rebajando impuestos. Acto seguido, le reprochó que «pasará a la historia por ser la ministra que subió Sucesiones en el año en que 100.000 personas fallecieron por Covid. Infierno fiscal o libertad, siempre libertad».

La contrarréplica de Montero no se hizo esperar y volvió a acusar a los populares de mentir. A su juicio, es «mentira» que bajar impuestos aumente la recaudación. Además, recordó que la presión fiscal en España es siete puntos menor a la media europea.

«Si el modelo fiscal del PP es tan bueno, por qué no se están bajando los impuestos en Galicia, Castilla y León y Andalucía. No bajan los impuestos como en la Comunidad de Madrid simple y llanamente porque su discurso es mentira, porque el efecto que produce la capitalidad en Madrid es lo que permite que la señora Ayuso pueda tener unos tipos más bajos y conseguir la misma recaudación». La realidad es que Andalucía, al igual que Madrid, tiene bonificada al 99% Sucesiones. Tampoco es cierto, según datos de Madrid, que la Comunidad recaude igual. Muy al contrario, ingresa más desde su bajada fiscal.

Según sus datos, hoy en día ingresa un 23,5% más por Sucesiones y Donaciones que en 2004. Tendencia similar ocurre en el resto de tributos.

En Donaciones, tras bonificar el impuesto, las donaciones declaradas se han incrementado más de un 1.000%. Lo mismo ocurre en Sucesiones, pasando de 38.921 declaradas antes de a bonificación a las 80.500 de 2019.

En 2018 se aprobaron varias reducciones de impuestos, que entraron en vigor en 2019. En Sucesiones y Donaciones se decidió aplicar una bonificación para transmisiones entre hermanos, del 15%, y entre tíos y sobrinos del 10%.

Además, se fijó un mínimo exento de hasta 250.000 euros para donaciones cuyo fin fuese la adquisición de vivienda habitual o la puesta en marcha de una actividad profesional.

La Comunidad insiste que el resultado de estas bonificaciones fue que la recaudación ascendió a 508 millones, un 23,5% más.

El ahorro para el contribuyente fue de 22 millones de euros y se beneficiaron 10.872 personas.