Lorenzo Amor: «El autónomo parece el cajero automático del Gobierno y no lo vamos a consentir»

El presidente de ATA carga contra el sistema de tramos colado por sorpresa: «Estamos cabreados como monas con las cotizaciones de Escrivá. No vamos a ser aliados de pegar un sablazo a los autónomos»

Lorenzo Amor, presidente de ATA
Lorenzo Amor, presidente de ATAGUILLERMO LOPEZ FERNANDEZGUILLERMO LOPEZ FERNANDEZ

L a última propuesta lanzada por el Ministerio de Seguridad Social sobre una tabla de cotización por ingresos reales, sin consensuar, ni negociar e incluida por sorpresa en el borrador de la reforma de las pensiones ha indignado al colectivo de autónomos, que vuelven a sentirse agraviado y atacado por el Gobierno durante esta pandemia. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, habla alto y claro al Gobierno. «No apoyaremos una propuesta que no haya sido negociada».

¿Ha sido una deslealtad?

–Una absoluta deslealtad

¿Conocían el contenido de estas nuevas tablas de cotización?

– No. Conocíamos que se estaba trabajando sobre una base de 13 tramos y de una serie de condiciones, pero en ningún momento las asociaciones de autónomos hemos entrado en detalles sobre las cotizaciones.

¿Entonces ha sido unilateral y no han negociado?

–Un diálogo social significa negociar, pero en este caso no ha habido esta posibilidad. Se han decidido 13 tramos sin contar con nosotros.

¿Se sienten engañados?

–Creo que todos podemos cometer errores y el Gobierno ha cometido uno, no sé si conscientemente. No sabemos si alguien ha presionado o ha cometido una provocación. Lo que no es lícito es incluir en un acuerdo algo que no se ha negociado y que ha causado estupor entre los autónomos, CEOE y otros interlocutores sociales.

¿Y qué se pretendía conseguir?

–Pues parece que indignarnos a todos los autónomos, cabrearnos como monos, desde el que cotiza menos, que le va a costar 1.080 por ingresos de 3.000 en 2031, que el cotiza por arriba, que le va a costar 10.000 euros más al año de lo que está cotizando ahora.

¿Ve alguna razón oculta para presentar esta última propuesta?

–Las prisas no son buenas. Habíamos hablado de implantarlo en 9 años, de que se podían cambiar hasta seis veces de cotización y que íbamos a negociar un proyecto de ley de esta reforma y que llegaría a todos los autónomos, ya fueran personas físicas o societarios. Eso era lo que estaba pactado, nada habíamos hablado de las tablas que han presentado.

¿Cómo define entonces esta propuesta?

–Esto no es un nuevo sistema de cotizaciones por ingresos, lo que se ha presentado es un cachondeo.

¿Qué es lo que piden?

–Que se retire de inmediato, que no hace falta correr, que no hay prisa, que hasta el 1 de enero de 2023 se puede negociar y mantenemos nuestros compromisos adquiridos en la mesa.

Ha dicho que el que había hecho esas tablas era una iluminado o un incapaz.

–Absolutamente. Un autónomo que tenga un rendimiento neto de 3.000 euros pagará un 36% de cotización; otro con un rendimiento de 22.000 euros pagará un 16,6%. ¿Dónde está aquí la progresividad?

Y pagar 2.400 euros con unos ingresos de 3.000 en 2023 o casi 15.000 para los ingresos más altos a partir de 2031, parece inviable.

–Es inasumible, ya sea por abajo como por arriba. Eso es trabajar para la Seguridad Social. Son unas cuotas confiscatorias.

¿Cuál es el error?

–Aquí el error es de bulto y de desconocer absolutamente cómo funciona un autónomo. No se puede confundir rendimientos netos de un autónomo con salarios ni igualar su cotización. El rendimiento se reduce por culpa de los impagos y la morosidad, y no es un beneficio porque muchos gastos no son deducibles y, por tanto, se asume con el rendimiento neto.

Ponga un ejemplo.

–Un tertuliano que trabaja en varios medios utiliza su vehículo propio, y ni el carburante ni el parking se le acepta como gasto. Además, el rendimiento neto es un colchón que se utiliza para una situación de fuerza mayor, como está ocurriendo ahora. O cuando Hacienda no acepta determinados gastos deducibles y tienes que afrontar esos pagos o para pagar los créditos personales que se piden como inyección de liquidez al negocio o para comprar un vehículo.

¿Y qué le pide ahora al Ministerio?

–Pues una propuesta que partiera de una cotización para un autónomo con una cotización mínima similar a la que se tiene ahora con la tarifa plana que hiciera florecer la actividad y evitara la economía sumergida y los negocios temporales.

¿Y en los tramos más altos?

–Que como mucho fuera el doble de lo que paga hoy un autónomos societario como base mínima, en torno a 720 euros. Este tramo se debería situar en cinco veces eo salario mínimo. Se deberían establecer seis o siete tramos como mucho y no 13. Desde la mitad del salario mínimo del primer tramo y a partir de cinco veces el salario mínimo el máximo.

¿Le han llamado del Ministerio para darle alguna explicación?

–Sí, hasta tres veces y les he explicado que esas tablas tenían que salir de ese documento, además de porque son un desastre, porque no se habían negociado.

¿Cree que se puede reconducir la negociación?

–Hoy estamos más lejos que ayer de un acuerdo. Ahora mismo, con lo que hay sobre la mesa, un acuerdo para los autónomos y sobre la reforma de las pensiones no es posible. El Gobierno ya sabe lo que tiene que hacer, porque a nosotros no nos van a convencer ni seremos aliados para pegarles un sablazo a los autónomos.

¿Es lo que busca el Gobierno?

–Sí. El autónomo parece cajero automático del Gobierno, al que pueden sablear cuando quieran y no lo vamos a consentir. Que no se confundan, no lo es.