Los barones del PSOE sobre Garzón: «No puede ser ministro ni un día más»

Sector cárnico, oposición y hasta tres presidentes socialistas piden la dimisión o cese del ministro de Consumo por afirmar que las grandes granjas españolas exportan “carne de mala calidad de animales maltratados”

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, interviene en una nueva sesión de control al gobierno en el Congreso de los Diputados, en Madrid, (España), a 30 de septiembre de 2020
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, interviene en una nueva sesión de control al gobierno en el Congreso de los Diputados, en Madrid, (España), a 30 de septiembre de 2020 FOTO: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

La nueva polémica generada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, levantó una polvareda política a la que se sumaron con duras críticas las asociaciones agrarias, la oposición y los barones socialistas de zonas donde la ganadería tiene un gran peso económico.

Las organizaciones agrarias Asaja y UPA pidieron la dimisión del ministro para «evitar males mayores» y la Asociación Empresarial Cárnica, Anafric, contempló emprender acciones legales. Por su parte, COAG exigió una rectificación pública a Alberto Garzón por «criminalizar a las miles de familias del sector ganadero» y que de no hacerlo el presidente del Gobierno tome medidas. Los Ingenieros Técnicos Agrícolas también manifestaron su «repulsa» y reclamaron «consecuencias políticas» .

De parte de la oposición, la portavoz de Agricultura del PP en el Congreso de los Diputados, Milagros Marcos, reclamó el cese «inmediato» del ministro. Otra de las grandes voces críticas del PP fue la del presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández-Mañueco, que instó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que asistirá este domingo al acto del PSOE en Palencia, a que lleve «la rectificación» o el «cese» del ministro de Consumo, Alberto Garzón, porque es «reincidente en sus ataques a la ganadería». El desacuerdo con las declaraciones de Alberto Garzón se extiende a Vox y Ciudadanos. De hecho, el partido naranja presentó una Proposición No de Ley (PNL) en el Congreso para conseguir una reprobación a Garzón.

Las filas socialistas también acumulan detractores del ministro de Consumo, en concreto tres presidentes autonómicos. El de Asturias, Adrián Barbón, criticó que algunos diputados se limiten a «decir y defender lo que les mandan desde Madrid» sin conocer la realidad de otras comunidades. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, pidió una rectificación y afirmó que «no se puede hacer propaganda negativa de un sector tan importante en el exterior». Y el presidente del gobierno de Aragón, Javier Lambán, consideró que Garzón «no puede ser ministro ni un día más» por su «agresión directa» a la ganadería aragonesa.

Las palabras de la portavoz del Gobierno, de la ministra de Educación y del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, no lograron calmar las aguas tras el tsunami. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación también lo intentó sin mucho éxito asegurando que la ganadería española, tanto la intensiva como la extensiva, «sigue las estrictas normas de producción y bienestar animal de la Unión Europea», aunque en todos los casos evitaron valorar si el ministro de Consumo debe dimitir.