Montero advierte a todas las comunidades que tendrán que acabar con sus ventajas fiscales

La ministra de Hacienda avisa de que ninguna autonomía puede legislar por encima de una ley orgánica. Avanza una recaudación récord en 2021 hasta los 223.382 millones, un 15,1% más

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero FOTO: Alberto Ortega Europa Press

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha adelantado que la recaudación tributaria del año 2021 creció un 15,1%, hasta un máximo histórico de 223.382 millones, para superar los niveles prepandemia. Así lo ha adelantado durante la rueda de prensa para presentar el avance de recaudación tributaria del año 2021, periodo en el España cerró con una “buena” evolución de los ingresos tributarios, lo que refleja, según la ministra, la recuperación económica y del mercado laboral.

Según ha explicado Montero, tras valorar los buenos datos de empleo conocidos este jueves, el aumento de afiliados a la Seguridad Social supone una mejora la recaudación por el Impuesto de las Rentas de las Personas Físicas (IRPF). En concreto, la recaudación por este impuesto creció un 7,5%, hasta los 94.546 millones de euros, por encima de la previsión presupuestaria. Destaca, por su fuerte crecimiento, la recaudación por el Impuesto de Sociedades, que se incrementó un 68% respecto al año anterior, hasta los 26.628 millones de euros. Esto se explica, según la titular de Hacienda, por la mejora de las ganancias empresariales, cuyos beneficios declarados se alzaron un 73,8%. “La recuperación no es un espejismo sino una realidad palpable”, ha reafirmado la ministra.

De igual modo, con la recuperación del consumo se ha incrementado la recaudación del IVA. En concreto, por este impuesto se ingresó un 14,5% más en comparación con 2020 y un 1,3% más que en el año prepandemia. La cifra de recaudación se sitúa así en los 72.493 millones de euros, registrándose incrementos en el pago de este impuesto tanto por parte de grandes empresas como de las pymes.

En cuanto a los impuestos especiales, la evolución fue también positiva, aunque algo más modesta. Estos impuestos registraron un incremento del 5% más que el año anterior, hasta los 19.729 millones. Montero ha explicado que la recaudación por estos tributos se quedó algo por debajo de lo presupuestado por las medidas normativas aprobadas durante el año para, por ejemplo, mitigar el aumento del precio de la luz.

Acabar con el “dumping fiscal”

Por otro lado, la ministra ha lanzado una advertencia a las comunidades que “dicen que se van a blindar de una modificación en una ley orgánica como la de financiación autonómica. O se tiene un absoluto desconocimiento o bien se está engañando a los ciudadanos”. En clara alusión a la Comunidad de Madrid y a su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, Montero recordó que la autonomía fiscal , se deriva de la ley de financiación autonómica, que es una ley orgánica y, por tanto, solo puede ser modificada por las Cortes Generales, es decir, que “ningún Parlamento autonómico puede legislar por encima” de esa normativa. Montero, ve “deseable” la armonización fiscal de determinadas figuras tributarias que se han quedado “prácticamente reducidas a la nada” en algunas comunidades autónomas. “Provocan, a juicio del resto de comunidades, una suerte de ‘dumping fiscal’”.

En reiteradas ocasiones la ministra ha señalado a la Comunidad de Madrid como una de estas regiones que practican ese ‘dumping fiscal’ con sucesivas bajadas y supresiones de impuestos. En cuanto a esta comunidad y preguntada sobre la ley de autonomía financiera aprobada recientemente, la ministra ha instado a la Comunidad que dirige Isabel Díaz Ayuso a que “diga la verdad a los ciudadanos. No se puede jugar con las expectativas ni con las medias verdades que se puedan producir por parte de los gobiernos con el único afán de poner en valor las políticas de confrontación”, ha criticado.

La ministra ha recordado que hasta el 31 de enero tienen las comunidades autónomas de plazo respecto al documento de población ajustada planteado por Hacienda en torno a la reforma del sistema de financiación autonómica, tras reuniones bilaterales con las regiones. “Espero que los comentarios por parte de las comunidades autónomas no sea un planteamiento que solo persiga el interés de cada territorio respecto a qué variable son las que mejor le vienen o sientan a cada comunidad”, ha remarcado.

Por ello, ha reafirmado que solo es posible sacar adelante esta reforma de la financiación autonómica si todos tienen “altura de miras” y si cada territorio tiene capacidad de sobreponerse a lo que sería su aspiración de máximos para encontrar una posición que beneficie a todos. En este sentido, ha criticado a los que pretenden hacer un “ranking” por comunidades autónomas de este modelo planteado, que es una pata de la reforma. “La obligación del modelo es garantizar la igualdad en la prestación de servicios públicos en todos los territorios de España”, ha remarcado. Así, ha vuelto a reiterar su voluntad de que la financiación autonómica sea consensuada con el principal partido de la oposición, a través de un acuerdo con lo que se propone, aunque ha criticado los cambios de criterio del partido.