Así es como puede viajar a buen precio sin renunciar a nada

Viajar una semana en agosto costará una media de 1.464 euros en 2022, lo que supone un 24% más que hace un año

Un grupo de turistas caminan con sus maletas por el centro de Valencia
Un grupo de turistas caminan con sus maletas por el centro de Valencia FOTO: Ana Escobar EFE

Irse de vacaciones es algo a lo que no muchos españoles quieren renunciar, ya que este momento trae consigo desconexión, disfrute y nuevas experiencias, que dejan atrás el arduo trabajo y el estrés del día a día, siendo suficientes motivos para irse de viaje cueste lo que cueste. Por tanto, este interés generalizado de todos los españoles de salir de casa, sumado a la imparable inflación e incluso al precio de los carburantes, ha provocado que irremediablemente el coste de los hoteles se haya visto incrementado un 45,4% respecto al añado pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Tanto es así, que viajar una semana en agosto costará de media este año 1.464 euros, lo que supone un incremento del 24% respecto a 2021 (1.201 euros) y un 56% respecto a 2020 (1.052 euros).

No obstante, pese a esta subida de precios, cada vez se tienen mayores posibilidades para encontrar unas buenas vacaciones y alojamientos a un buen precio. En este sentido, desde el blog Mi Jubilación de la entidad BBVA explican que esto es posible ya que cada vez hay un mayor número de portales en Internet que ponen “a golpe de click” una gran variedad de ofertas para aquellas personas interesadas en viajar.

Uno de los principales factores que influye a la hora de encontrar un buen precio es la época del año en la que nos encontremos. En este sentido, viajar fuera de temporada alta es más barato, por lo que en septiembre y octubre se podrán conseguir mejores precios que en julio y agosto. Por tanto, si se va a hacer un viaje y tenemos la opción de no trabajar, lo más recomendable es optar por estos meses.

En esta línea, muchas páginas también incluyen plazas más baratas en ciertas fechas, por lo que lo recomendable es elegir la opción de “fechas flexibles”, ya que ahí aparecerán los días del mes que son más baratos para viajar, consiguiendo así un ahorro significativo.

Otro de los aspectos importantes es comparar con tiempo, ya que de esta manera se podrá comprobar si sale mejor comprar por un lado los billetes y por otro el hotel, o ver si hay oferta de paquetes que puedan incluir todo junto. “Hay que leer bien las condiciones, pues si contratamos un viaje por Internet hay algunos aspectos que no están cubiertos y es mejor saberlo antes de empezar a hacer las maletas”, explican desde BBVA.

Sin embargo, también existen ofertas de última hora a las que pueden recurrir para hacer una viaje a muy bajo coste. En este sentido, son paquetes que no se han vendido y salen a muy buen precio, pese a que cuentan con ofertas limitadas. Por ello, lo único relevante en esta situación es tener claro el presupuesto, ya que el resto vendrá casi todo dado por las compañías.

Asimismo, otra de las premisas es que al elegir viaje, lo mejor es hacerlo con gente que sea similar a la persona que quiera irse de vacaciones, ya que de esta forma, todos buscarán prácticamente lo mismo e irán a un ritmo similar. “Y es que en un viaje no sólo se comparte avión y hotel, son días de convivencia, de compartir experiencias, de ayudarnos los unos a los otros y de adaptarse al ritmo del grupo”, sostiene esta entidad financiera.

Por último, también se podrán consultar las páginas dedicadas a los viajes “low cost”, ya que a través de estas se podrán encontrar ofertas “muy sustanciosas”, consiguiendo así el viaje perfecto.