Bankia ve «sentido» a una fusión con BMN

El presidente de Bankia dice que mantuvieron publicidad con ellos porque nunca fueron conscientes de su actividad ilegal

José Ignacio Gorigolzarri, presidente de Bankia.
José Ignacio Gorigolzarri, presidente de Bankia.

El presidente de la entidad Ignacio Goirigolzarri cree que las dos entidades son «complementarias» y una operación de integración tendría «sentido de negocio».

El año próximo Bankia podría comenzar un proceso de integración con Banco Mare Nostrum (BMN) si Bruselas le retira la limitación que tiene hasta junio de 2017 para realizar compras. El presidente de la entidad José Ignacio Goirigolzarri ha reconocido que se trataría de una operación con sentido estratégico e industrial y que, en el caso de que se produzca, se haría de una manera "respetuosa". Las dos entidades aún están controlados por el Estado en un 65%, por lo que Bankia tendrá que estudiar los efectos que tendría para sus pequeños inversores. Todavía no han hecho números sobre la fusión, pero creen que sería lógica.

Descarta un banco público

El presidente de Bankia ha alertado del peligro que tiene "mantener la etiqueta de chivo expiatorio"sobre la banca y tomar medidas que en principio pueden ser bien acogidas por la opinión pública pero tienen efectos negativos sobre la sociedad. En este sentido, ha descartado la propuesta de Podemos de convertir a Bankia en un banco público. "He viajado por muchos países, pero nunca he conocido un ejemplo de banca pública y modelo sostenible", ha dicho. Ha recordado que cuando llegó a Banco Financiero y de Ahorros (BFA) o 'banco malo de Bankia' como se le llamó en los medios, se encontró con un ejemplo de banca pública con un consejo de administración formado por 27 personas de las cuales la mayoría representaban a partidos políticos y sindicatos, "y ya sabemos a dónde nos llevarían esas fórmulas", ha reflexionado.

Por eso Goirigolzarri defiende las "fortalezas"de Bankia para convertirse en un banco privado que genere valor. En este sentido, espera que el Gobierno que surja de las próximas elecciones amplíe el plazo de privatización de la entidad, que acaba en diciembre de 2017. El presidente de Bankia dice que no tienen ningún plan para el banco pensando en una posible victoria de Podemos y que están dispuestos a sentarse con quien se lo pida desde este partido como lo hicieron con Manuela Carmena nada más llegar a la alcaldía de Madrid.