MENÚ
sábado 18 mayo 2019
04:27
Actualizado

Cataluña registrará el menor crecimiento de España en 2018 por culpa de la incertidumbre

Su PIB se elevará un 2,1%, siete décimas menos de lo que habría registrado en un escenario sin tensiones y por debajo del crecimiento español (+2,5%)

  • Cataluña registrará el menor crecimiento de España en 2018 por culpa de la incertidumbre

Tiempo de lectura más de 10 min.

23 de noviembre de 2017. 19:14h

Comentada
Ángel Luis de Santos Madrid. 23/11/2017

Cataluña registrará el menor crecimiento de España en 2018, ya que su PIB se elevará un 2,1%, siete décimas menos de lo que habría registrado en un escenario sin tensiones y por debajo del crecimiento español (+2,5%), mientras que otras siete comunidades autónomas (Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco) crecerán por encima de la media nacional.

Estimar el impacto en el PIB asociado al aumento de las tensiones políticas en Cataluña es especialmente complicado, ya que esta incertidumbre es de naturaleza distinta a la observada en el pasado. También existen otros factores que podrían moderar el efecto sobre la actividad, como la política monetaria del BCE o la recuperación del entorno mundial. Finalmente, las repercusiones sobre la economía dependerán crucialmente de la intensidad de la incertidumbre y de su extensión en el tiempo. Por todo lo anterior, se estima un rango de impacto amplio. En particular, en el escenario más probable, en el que se prevé una reducción de la incertidumbre desde los elevados niveles alcanzados el mes pasado, el crecimiento del PIB de 2018 en el conjunto de España podría ser entre una y cinco décimas inferior al que se hubiera observado en un escenario sin tensiones, y el crecimiento podría situarse en torno al 2,5%.

Sin embargo, de prolongarse hasta finales de este año los niveles de incertidumbre observados en el mes de octubre, el impacto en la actividad podría ir desde un 0,2% hasta un 1,1% del PIB. A este respecto, cabe destacar que los niveles de tensión parecen haber disminuido, en línea con el escenario de un impacto limitado sobre la actividad.

En lo que respecta al impacto por comunidades autónomas, se espera que en Cataluña se observe el mayor deterioro en las perspectivas. En particular, en el escenario base se estima que el crecimiento del PIB catalán podría ser entre tres y nueve décimas inferior respecto a un entorno en el que no se hubiera producido el aumento de la incertidumbre.

Sin embargo, el impacto negativo podría situarse entre un 0,5pp y 1,2pp en un escenario de prolongación de las tensiones. Adicionalmente, esto afectaría más a pequeñas empresas en sectores de bienes no comerciables, incapaces de diversificar sus ventas hacia otros mercados.

Según otro informe, en este caso el de las previsiones para las Comunidades autónomas de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) desvela que el crecimiento de Cataluña bajará del 3,1 por ciento de este año al 1,7 del próximo. Así, Cataluña es una de las regiones que menos crecerán -la mitad de lo que habría progresado sin el conflicto secesionista- junto a Extremadura y Asturias, con aumentos inferiores al 2 %, según las previsiones económicas para las comunidades autónomas 2017-2018 de Funcas que se han presentado hoy en Valencia.

El impacto del conflicto catalán, según Funcas, será "limitado" en el tiempo y tendrá escasos efectos sobre el resto de autonomías, y los cálculos apuntan a una normalización progresiva de la situación.

Cataluña registrará el menor crecimiento de España en 2018 por culpa de la incertidumbre

Así se desprende del Observatorio Regional de BBVA Research, publicado este jueves, que señala que España seguirá creciendo en 2018, pero lo hará a un ritmo menor del esperado, del 2,5%, tres décimas menos de lo que preveía en julio, debido al agotamiento de los vientos de cola, el estancamiento en el crecimiento del turismo, los ataques terroristas que sufrieron Barcelona y Cambrils en agosto, y el incremento de la incertidumbre relacionada con el entorno político en Cataluña.

Cataluña registrará el menor crecimiento de España en 2018 por culpa de la incertidumbre

Son varios los factores que apoyarán la continuidad del crecimiento. Por un lado, la inercia positiva que se observa en los datos más recientes de actividad apunta a un mantenimiento de la expansión de la producción a corto plazo. En particular, se estima que todas las comunidades autónomas estarían presentando tasas de crecimiento entre el 0,6 y el 0,9% en el cuarto trimestre de 2017, destacando Baleares, Canarias, Madrid y Murcia.

Sin embargo, se observa una moderación de la actividad algo más intensa de lo esperado en Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León, que explica la revisión a la baja que se prevé en el crecimiento de su PIB en 2018. Por otro, un entorno favorable en los principales socios de la economía española impulsará el aumento de las ventas al exterior, lo que beneficiará a las comunidades autónomas con un mayor nivel de apertura, tanto en el sector de bienes (Galicia, Navarra, País Vasco), como en el de servicios (Baleares, Canarias y Madrid). Todas estas comunidades podrían crecer por encima de la media de España.

En todo caso, diversos factores apuntan a una moderación generalizada del crecimiento en 2018. En particular, a argumentos ya utilizados en Observatorios pasados, como el agotamiento de vientos de cola o los niveles de ocupación cercanos a la saturación en algunos puntos turísticos), se han unido el deterioro en las perspectivas asociado a los efectos económicos que puedan tener los ataques terroristas de agosto pasado y el incremento de la incertidumbre relacionado con el entorno político en Cataluña. Esto último supone un riesgo para la evolución de algunas partidas de la demanda principalmente de la inversión y de las exportaciones de servicios), en ciertas comunidades autónomas. Así, en el escenario más probable se espera que en 2018 Cataluña vea reducido su crecimiento en 0,9 puntos porcentuales respecto a lo observado en 2017, si bien dos décimas son consecuencia de la desaceleración ya observada, y no imputables directamente a los efectos de la crisis política.

Además, se apuntan correcciones a la baja relevantes en las previsiones de crecimiento del PIB el siguiente año en comunidades autónomas con una mayor exposición (directa e indirecta) a la economía catalana como Aragón, Comunitat Valenciana y La Rioja. En todo caso, existe una elevada incertidumbre acerca del efecto que puedan tener los eventos en cuestión y al impacto en cada comunidad autónoma, dado lo atípico de la actual situación. Asimismo, la recuperación que se observa en la economía global y la política monetaria del BCE podrían compensar en parte o en su totalidad el efecto negativo de los eventos arriba descritos.

En detalle, estima que ocho comunidades autónomas cerrarán 2018 por encima de la media nacional: Baleares (+3%), Canarias (+2,9%), Castilla y León (+2,6%), Castilla-La Mancha (+2,7%), Galicia (+2,6%), Madrid (+2,7%), Navarra (+2,8%) y País Vasco (+2,9%); mientras que Andalucía, Murcia y La Rioja crecerán un 2,5%, en línea con la media nacional prevista por BBVA Research.

Por debajo de la media crecerán Aragón (+2,4%), Asturias (+2,3%), Cantabria (+2,4%), Extremadura (+2,4%), Comunidad Valenciana (+2,4%) y Cataluña (+2,1%), que será la región que menos crecerá el año que viene.

En cuanto al empleo, BBVA Research estima que España reducirá su tasa de paro al 16,2% este año y al 14,9% en 2018, con un crecimiento del empleo del 2,8% y el 2,4% en cada ejercicio. Para Cataluña pronostica un paro del 12,5% y el 11,1%, respectivamente, acompañados de un repunte del empleo del 2,8% y el 2,3% en cada caso.

Impacto de la crisis en Cataluña

Según BBVA Research, los indicadores que miden la incertidumbre alcanzaron en Cataluña, especialmente en la primera parte del mes de octubre, niveles por encima de los observados en octubre de 2016. Sin embargo, los niveles de tensión "parecen haber disminuido, lo que limitaría el impacto".

No obstante, advierte de que esta incertidumbre se podría trasladar negativamente a las decisiones de gasto de los consumidores y las empresas. Así, estima que Cataluña crecerá un 2,1% en 2018 en el escenario más probable, lo que supone siete décimas menos de lo que se habría observado en un escenario sin tensiones y por debajo del crecimiento español.

Además, el menor crecimiento de la demanda interna catalana podría tener impacto en aquellas regiones y empresas con mayores lazos comerciales, como la Comunidad Valenciana, Aragón o La Rioja. Sin embargo, otros condicionantes afectan también a las previsiones de crecimiento de estas regiones.

El turismo se estanca

A su vez, BBVA Research cree que las comunidades del Mediterráneo sufrirán el menor dinamismo del turismo esperado para el próximo año, ya que algunas zonas de afluencia de visitantes extranjeros comienzan a mostrar "síntomas de sobreocupación y agotamiento". Por el momento, Murcia, Comunidad Valenciana o Andalucía están sorteando mejor la situación, gracias a la demanda nacional.

Impacto de los atentados de Barcelona

Los atentados terroristas sufridos durante el mes de agosto en Cataluña podrían condicionar las visitas de turistas extranjeros. Como se muestra en Situación España, estos eventos incrementaron la atención sobre Barcelona en la misma intensidad, duración y tono que en situaciones similares vividas por otras ciudades como París, Niza y Londres. Utilizando como referencia estas experiencias, se calcula que el impacto negativo sobre las pernoctaciones de visitantes extranjeros alcanzaría entre un 1,5 y 2,0% durante el año siguiente a los atentados, lo que tendría incidencia, además de en Cataluña, en el resto de las comunidades mediterráneas y en las insulares. Sin embargo, varios factores podrían moderar estas estimaciones.

En primer lugar, a diferencia de París y Londres, los atentados en Cataluña podrína ser un hecho aislado. Durante los últimos años, una de las ventajas comparativas de España había sido la percepción de seguridad respecto a otros destinos. De confirmarse que los atentados han supuesto un evento atípico, el efecto final podría ser moderado. En segundo lugar, con la recuperación, las empresas del sector habían comenzado a trasladar a márgenes el incremento de la demanda (en mayor medida en Baleares, Canarias y Cataluña). Si fuera necesario, este proceso podría revertirse durante los próximos meses para incentivar la afluencia de visitantes.

De esta manera, todas las regiones en las que el turismo extranjero de playa es relevante se desaceleraron. Esta tendencia se vio parcialmente compensada en aquellas regiones más enfocadas en la demanda nacional (Murcia, Comunitat Valenciana y Andalucía) o que dependen de un turismo urbano (Madrid).

El servicio de estudios de BBVA avisa de que la incertidumbre también se traslada al sector turístico, ya que, a pesar de que la percepción de seguridad había sido una de las ventajas competitivas de España, los atentados terroristas sufridos el pasado verano en Barcelona y Cambrils podrían condicionar las visitas de turistas extranjeros. "De confirmarse la no recurrencia de este evento, se podría limitar el efecto", señala.

Comunidades exportadoras

Por otra parte, BBVA Research explica que en los dos últimos trimestres las exportaciones han mostrado una debilidad mayor de la esperada, si bien constata que mejoran de cara a 2018. El entorno internacional de recuperación en los principales socios de la economía española y la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) continuarán apoyando el aumento de ventas al exterior.

Esto beneficiará a aquellas comunidades con un mayor nivel de apertura al exterior, como es el caso de Galicia, Navarra o País Vasco, en lo referente a la exportación de bienes, o de Baleares, Canarias y Madrid, en el sector servicios, apunta BBVA Research.

Estas tres últimas comunidades forman parte del grupo de regiones con mayor crecimiento en el segundo semestre, junto con Navarra, Castilla-La Mancha, La Rioja y Andalucía. Aunque entre este grupo, solo Navarra mantiene un perfil ascendente en el segundo semestre, gracias al comportamiento del consumo privado en esta comunidad.

Previsiones para este año

En cuanto a este año, el observatorio explica que el agotamiento del turismo y unas exportaciones peor a las esperadas han llevado a la rebaja en las previsiones para España, del 3,3% al 3,1% para este año.

Así, estima que Baleares (5 décimas) y Andalucía, Galicia, Canarias y Cataluña (3 décimas) serán las comunidades autónomas más afectadas por las previsiones este año. En concreto, prevé que siete comunidades acaben el año con un crecimiento por encima de la media: Andalucía (+3,2%), Baleares (+4%), Canarias (+3,6%), Castilla-La Mancha (+3,3%), Madrid y Murcia (+3,4%) y Comunidad Valenciana (+3,2%).

Asimismo, Aragón (+3,1%) cerrará en línea con la media anual, mientras que las nueve comunidades autónomas restantes registrarán un crecimiento inferior a la media nacional. Estas son Asturias (+2,4%), Cantabria (+2,5%), Castilla y León (+2,6%), Cataluña (+3%), Extremadura (+2,4%), Galicia (+2,8%), Navarra (+3%), País Vasco (+2,7%) y La Rioja (+2,9%).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas