Cataluña se lleva el 38% de los fondos de Hacienda para liquidar facturas

Montoro sostiene la Sanidad de las regiones al inyectarle 3.269 millones de los 3.772 del FLA

Montoro sostiene la Sanidad de las regiones al inyectarle 3.269 millones de los 3.772 del FLA

Como viene siendo habitual, Cataluña ha vuelto a ser la comunidad autónoma que más se ha beneficiado del tramo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) correspondiente al segundo trimestre del año. El Ministerio de Hacienda autorizó ayer el pago de 3.772,77 millones de euros a proveedores de comunidades autónomas con cargo al citado tramo de este instrumento articulado por el Gobierno para dotar de liquidez a aquellas regiones incapaces de financiarse en los mercados por su falta de solvencia. Parte se han abonado también con el conocido como «extraFLA», el dinero remanente de 2015 dedicado a financiar el exceso de déficit. Con los fondos, se han liquidado 553.613 facturas, según informó Hacienda.

De la cantidad abonada, 1.430 millones se han destinado al pago de proveedores de Cataluña, lo que representa el 38% del total. Los proveedores de la Comunidad Valenciana recibieron otros 1.036 millones de euros. El resto se destinó a liquidar facturas pendientes en Murcia –336,78–, Andalucía –320 millones–, Extremadura –258–, Aragón–236–, Castilla-La Macha –104,9–, Islas Baleares –35– y Cantabria –14,3–. En el listado de facturas pendientes no están Galicia, Canarias, Asturias, Madrid y La Rioja, además de Navarra y el País Vasco, esta última por su régimen fiscal propio.

Las cantidad abonada podría haber sido incluso mayor. Sin embargo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, explicó en rueda de prensa que no están en condiciones de acreditar más facturas y liquidarlas. El segundo tramo del FLA y del extraFLA asciende a 10.435 millones. En las próximas semanas, se liquidarán otros 2.126 millones de euros.

El grueso de los fondos liberados por Hacienda, 2.800 millones, se ha destinado a finiquitar pagos pendientes del sector sanitario, mientras que otros 469,36 han correspondido al sector farmacéutico. A facturas relacionadas con la educación se han destinado 102,99 millones y a servicios sociales, 216,26 millones.

Sector sanitario

La Sanidad catalana y valenciana han recibido un aporte crucial de Hacienda para su mantenimiento. En Cataluña, el segundo tramo del FLA ha servido para pagar facturas de este sector por valor de 978 millones. Además, se han liquidado recibos farmacéuticos pendientes por valor de 208 millones. En la Comunidad Valenciana, las cantidades por estos conceptos ascendieron a 762 y 108 millones, respectivamente.

Aunque el FLA está pensado para suministrar liquidez a aquellas comunidades autónomas con problemas de solvencia, el dinero no pasa por sus manos sino que se entrega directamente a los proveedores con los que los gobiernos autonómicos tienen deudas. Para adherirse al plan, que les permite obtener el dinero en mejores condiciones que si lo hicieran en el mercado, las regiones deben cumplir una serie de requisitos, como tener un plan de ajuste, hacer un plan económico financiero y adherirse a diversas plataformas de administración electrónica.

Como el día que presentó el reparto de fondos correspondientes al FLA del tercer trimestre del año, Montoro defendió los mecanismos extraordinarios habilitados en los últimos años para financiar a las comunidades que no podían acceder al mercado o a las cuales les resultaba más barato hacerlo a través del Estado, y negó que estos procedimientos hayan generado más deuda. Es más, el ministro recordó que las comunidades han reducido su déficit a la mitad en los últimos cuatro años y para este año esperan una reducción superior a un punto de PIB en relación al cierre de 2015. «No hay más deuda por dar más holgura a las comunidades», zanjó, antes de admitir que este tipo de programas «no tendrán mayor sentido» cuando las autonomías alcancen el equilibrio presupuestario la próxima legislatura y esté en vigor el nuevo sistema de financiación.

Mutualización

Ahora bien, advirtió de que la consecuencia será que en vez de tener la deuda con el Estado, las comunidades volverán a tenerla con acreedores externos, por lo que invitó a reflexionar sobre si interesa más seguir con esa «mutualización» de la deuda o dejarla en manos de un tercero.

Respecto al nuevo sistema de financiación, el titular de Hacienda explicó que requerirá de un acuerdo político «muy amplio» tras las elecciones generales del próximo domingo. «La obligación del Estado es dar cobertura al resto de administraciones públicas. Habrá que introducir todos estos elementos en la financiación autonómica de futuro. Esto y la reforma de impuestos que queda, en paralelo a la reforma de la financiación local», concluyó.