Criptomonedas, un negocio equivalente al 12,5% del PIB español

Su capitalización suma unos 150.000 millones de euros. La del bitcoin acapara la mitad del mercado, según un informe del BCE

Su capitalización suma unos 150.000 millones de euros. La del bitcoin acapara la mitad del mercado, según un informe del BCE.

Cuando se habla de criptomonedas, inevitablemente se piensa en el bitcoin, la moneda virtual más popular y conocida. Pero a lo largo y ancho del mundo hay muchas más divisas de este tipo. Aunque es difícil seguirles el rastro. El Banco Central Europeo (BCE), en su informe “Comprendiendo el fenómeno de las criptomonedas, sus riesgos y los problemas para su medición”, lo ha hecho, aunque con reservas. Porque, como advierte la institución que dirige Mario Draghi, “resulta difícil recabar datos de ciertos mercados de criptomonedas que permanecen fuera del radar de las autoridades; algunas plataformas relativamente ilíquidas podrían usarse para el lavado de dinero; y no hay consistencia en la metodología y las convenciones usadas por los intermediarios institucionalizados y los proveedores de datos comerciales”.

A pesar de estas limitaciones, el BCE ha realizado una aproximación al número de criptomonedas y su capitalización, aunque se trata de una foto fija de abril de 2019 de un mercado en continuo movimiento y sometido a fortísimos vaivenes. Según las estimaciones del eurobanco, en abril el número de divisas virtuales con las que se comerció al menos un día en los mercados ascendió a 2.200. Los inversores, añade el estudio, han realizado operaciones con 700 de ellas cada día del año.

Usando la capitalización de las criptomonedas que están en circulación en los mercados o en manos de particulares para calcular el tamaño del sector, el BCE estima que el valor de mercado de las criptodivisas alcanzaba los 150.000 millones de euros, el equivalente el 12,5% del PIB español, que ronda los 1,2 billones de euros. De este valor, tres cuartos están copados por cinco divisas virtuales, si bien el bitcoin, por sí solo, acapara la mitad de la capitalización. No obstante, el tamaño del mercado es todavía mayor porque, como explica el BCE, hay una cantidad de unidades que escapan a este cálculo porque están bloqueadas, reservadas o no pueden ser negociadas en mercados públicos.

Desde un punto de vista geográfico, en Europa se ubican un 24% de las plataformas de intercambio de criptomonedas, con Malta y Reino Unido como sedes favoritas. No obstante, el 30% de las operaciones se realiza desde plataformas que no están atribuidas a país alguno.

Como ya hiciera el presidente de EE UU, Donald Trump, hace un par de meses, Europa empieza ya a mirar con muchas reticencias el mercado de las criptomonedas, cuya capitalización llegó a alcanzar los 630.000 millones de euros a comienzos de 2018. Mientas que Trump asegura que no le gustan porque, según él, no son dinero, son muy volátiles y su falta de regulación abre la puerta a que sean usadas para el blanqueo de capitales, en el BCE la preocupación se ha elevado con el proyecto de criptomoneda de Facebook, libra. En un discurso pronunciado en Fráncfort el lunes, el miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) Yves Mersch criticó la iniciativa de la red social. “Es la misma gente que tuvo que dar explicaciones ante los legisladores de EE UU y la UE por las amenazas a nuestras democracias como resultado de su gestión de datos personales en su red social”, afirmó.

Ayer mismo, la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, anunció que ha, aunque libra no ha sido todavía lanzada, ha abierto una investigación para ver si supone un riesgo para la competencia.