EEUU acusa a China de "manipular divisas"y amenaza con represalias

El Tesoro indicó que su secretario, Steven Mnuchin, "actuará con el Fondo Monetario Internacional para eliminar la ventaja competitiva creada por las últimas acciones de China"

El Departamento del Tesoro de EE.UU. designó este lunes a China como país "manipulador de divisas"y amenazó con tomar represalias

El Departamento del Tesoro de EE.UU. acusó este lunes a China como país "manipulador de divisas" ya que Pekín dejó caer su moneda al mínimo en 11 año. Amenazó con tomar represalias para acabar con sus "injustas"ventajas competitivas en el marco del Fondo Monetario Internacional (FMI), en lo que supone una nueva escalada en la guerra comercial. Esta decisión del Tesoro se produce horas después de que Donald Trum publicara un ‘tuit’ acusando a Pekin de ‘manipulador de divisas’

La caída del yuan se produjo después de que el pasado jueves Trump indicase que impondría aranceles del 10 % a productos del gigante asiático valorados en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre, ante la falta de progresos en las negociaciones comerciales. Un yuan más débil significa que los productos estadounidenses en el mercado chino son más caros ya que aumenta el coste de las importaciones. Por lo que de esta forma los productos chinos obtendrían una ventaja comparativa frente a los estadounidenses.

En un comunicado, el Tesoro indicó que su secretario, Steven Mnuchin, "actuará con el Fondo Monetario Internacional para eliminar la ventaja competitiva creada por las últimas acciones de China". Esta medida fue tomada después de que el Banco Popular de China (BPC, central) dejara caer con fuerza su divisa, el yuan, de manera que para comprar un dólar ahora hacen falta siete yuanes, en lo que supone la ruptura de una barrera psicológica para los inversores y algo que no ocurría desde 2008.

A juicio del Tesoro, "el propósito de la devaluación de la moneda de China es obtener una ventaja competitiva injusta en el comercio internacional". Consideró, además, que el "patrón"de acciones de Pekín para devaluar su moneda supone una violación de los compromisos que ha alcanzado en el marco de las reuniones de líderes del G20. Y, por último, el Tesoro volvió a instar al Gobierno del presidente chino, Xi Jinping, a "mejorar la transparencia del tipo de cambio y las operaciones y objetivos de gestión de reservas".

Esta nueva escalada en la guerra comercial entre China y EE.UU. provocó notables descensos en los mercados financieros internacionales, como la Bolsa de Londres, que cerró con pérdidas del 2,47 %; la de París con el 2,19 %; la de Fráncfort, con el 1,8 %; la de Milán, con el 1,3 % y la española con el 1,35 %. Wall Street cerró este lunes con las mayores pérdidas porcentuales del año en sus tres indicadores, del 2,90 % en el caso del Dow Jones de Industriales, el principal de ellos.

La respuesta de China

El Banco Popular de China (BPC) ha expresado su "firme oposición"a la decisión "unilateral"del Departamento del Tesoro de EEUU de designar al gigante asiático como "manipulador de divisas", algo que no sucedía desde 1994, advirtiendo de que los pasos adoptados por las autoridades estadounidense socavan el consenso sobre los tipos de cambio y tienen un grave impacto negativo en la estabilidad del sistema monetario internacional.

En un comunicado emitido por el instituto emisor chino, la entidad sostiene que EEUU ignora los hechos y atribuye injustificadamente a China la etiqueta de "manipulador de divisas", algo a lo que "la parte china se opone firmemente".

"Esto no solo socavará gravemente el orden financiero internacional, sino que también desencadenará turbulencias en el mercado financiero, obstaculizará en gran medida el comercio internacional y la recuperación económica mundial", ha advertido el banco central chino.

En este sentido, la entidad ha señalado que este acto unilateral de EEUU socava el consenso multilateral global sobre problemas cambiarios y tiene un grave impacto negativo sobre la estabilidad del sistema monetario internacional, por lo que ha recomendado a las autoridades de EEUU "regresar a la senda de la racionalidad y la objetividad".

El tipo de cambio del yuan frente al 'billete verde' se debilitaba este martes un 0,1% hasta los 7,0585 yuanes por dólar, en mínimos de once años, después de que el BPC fijara en 6,9683 yuanes por dólar el punto medio del rango de oscilación diaria del 2% del tipo de cambio.

El Gobierno de Estados Unidos anunció este lunes su decisión de designar a China como "manipulador de divisas", después de que el Banco Popular de China dejara caer el yuan a mínimos de 2008 con el dólar.

El Banco Popular de China ha respondido a EEUU que el país asiático implementa una sistema de tipo de cambio flexible sustentado sobre la oferta y la demanda y referenciado a una cesta de monedas, por lo que el tipo de cambio del yuan o renminbi viene determinado por la oferta y la demanda y no existe manipulación.

El instituto emisor chino ha recordado que los datos del Banco de Pagos Internacionales (BPI) entre 2005 y 2019 constatan que el tipo de cambio nominal efectivo del yuan se ha apreciado un 38%, mientras que el tipo de cambio real efectivo de la moneda china se ha incrementado un 47%, añadiendo que el análisis del FMI considera que el tipo de cambio del yuan se alinea en general con sus fundamentales.

"Desde 2018, EEUU ha dado comienzo a una escalada de disputas comerciales. China siempre ha insistido en no entrar en una devaluación competitiva y no ha utilizado el tipo de cambio para abordar las diferencias comerciales", ha añadido el banco central chino.

De este modo, China continuará adhiriéndose a un tipo de cambio en función de la oferta y la demanda con referencia a una cesta de monedas, un sistema de tipo de cambio flotante administrado, con el fin de mantener la estabilidad básica del tipo de cambio del yuan en un nivel razonable y equilibrado. EP