Actualidad

El separatismo catalán, malo para el Estado y la UE

Cataluña tiene peor prensa que el resto de España

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

«Si Cataluña pensaba que iba a ser recibida con los brazos abiertos en la Unión Europa, se puede llevar un gran chasco». Así resumía ayer Javier Noya, director del Observatorio Marca España (OME) del Real Instituto Elcano, los resultados sobre Cataluña de la segunda oleada del barómetro sobre la Marca España. Por si quedara alguna duda, la muestra arroja un consenso unánime: la independencia catalana sería mala para España y mala para la Unión Europea en su conjunto. Desde el 67 por ciento de los alemanes al 50 por ciento de los estadounidenses (los menos conocedores de la actualidad española), la valoración del efecto de la deriva soberanista en los intereses españoles es negativa. Sobre las repercusiones en el club de los 27, más de la mitad de los alemanes y británicos creen que no aportaría nada bueno. También es importante destacar que los últimos choques de la Generalitat con el Gobierno central han empeorado su imagen en el exterior. De hecho, si uno de cada diez entrevistados es incapaz de emitir un juicio sobre España, el porcentaje se triplica cuando se inquiere sobre la comunidad autónoma catalana. Todo ello dejando a la ciudad de Barcelona al margen, que sí es reconocida en el extranjero. La valoración de España obtiene un «bien alto», un 6,5, contra el 6,1 de Cataluña. En rueda de prensa, Javier Noya especificó que «puede que haya una imagen de Barcelona, pero no de Cataluña». Según el director del OME, el hecho de que la imagen de España en su conjunto haya cosechado casi medio punto más «echa por tierra el argumento de que la imagen del país está perjudicando la de la comunidad autónoma».

Emilio Lamo de Espinosa, presidente del Real Instituto Elcano, fue el encargado de introducir el trabajo de Noya y todo su equipo a los periodistas.

Lamo de Espinosa destacó su «gran satisfacción» porque el Gobierno de Mariano Rajoy haya asumido el proyecto de Marca España, que definió como «un proyecto de Estado, de país». El nuevo Observatorio, explicó, será un órgano de apoyo, investigación y asesoramiento para el Alto Comisionado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros.