España confía en cumplir el déficit este año «con holgura»

El ministro de Economía prevé revisar al alza las estimaciones de crecimiento de 2016 y 2017

Luis De Guindos (derecha) bromea con sus homólogos europeos durante la reunión de ayer en Bruselas
Luis De Guindos (derecha) bromea con sus homólogos europeos durante la reunión de ayer en Bruselas

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que España tendrá un crecimiento económico que va a ser "claramente superior"al previsto inicialmente.

El titular de Economía español, Luis de Guindos, volvió ayer a Bruselas tras superar la etapa de interinidad marcada por los diez meses de «impasse» político. Antes de la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro, De Guindos aprovechó la ocasión para mantener un encuentro bilateral con el Comisario de Asuntos Económicos Pierre Moscovici. Bruselas envió una carta la última semana de octubre en la que, antes de la investidura del nuevo Gobierno, recordaba a nuestro país la necesidad de enviar un nuevo borrador de presupuestos actualizado para el año que viene lo antes posible.

Tras su cita con Moscovici, Luis de Guindos no desveló plazos concretos, pero sí mostró su optimismo en que la buena senda del crecimiento económico permita cumplir sin grandes problemas con las metas de déficit público comprometidas con nuestros socios europeos tanto este año (4,6%) como el que viene (3,1%). El Ejecutivo español baraja hasta ahora un crecimiento económico para este año del 2,9% y del 2,3% para 2017 y cree que estas cifras podrían ser mejores. Mañana, la Comisión Europea hará públicas sus propias estimaciones, que servirán para calibrar hasta qué punto Bruselas comparte o no el optimismo español.

5.000 millones de ajuste

Según De Guindos, los datos de los que dispone ahora el Gobierno hacen pensar que el crecimiento este año va a ser «claramente superior» a las cifras barajadas hasta el momento por España y que «lógicamente el año que viene también lo puede ser». Sobre la meta de déficit para este año, De Guindos considera que se puede alcanzar «holgadamente». El Ejecutivo cree que gracias al ciclo económico el déficit puede reducirse hasta el 3,6% el año que viene, lo que dejaría al Gobierno con la responsabilidad de un ajuste hasta el 3,1% de 5.000 millones de euros vías recorte de gasto o aumento de impuestos. Un ajuste que podría ser menor con una tasa de crecimiento superior, si bien De Guindos recalcó que el compromiso del Gobierno también incluye el ajuste estructural (sin tener en cuenta el rumbo económico) equivalente al 0,5% del PIB, los mencionados 5.000 millones.

En sus últimas recomendaciones, Bruselas pide a nuestro país mejoras en las políticas activas de empleo para que haya una mejor coordinación entre las distintas administraciones, un sistema de licitaciones públicas más transparente y la posibilidad de sacar de la lista algunos de los productos que gozan del tipo de IVA reducido y que lastran la recaudación fiscal a pesar de que nuestro país está entre los países con un tipo de IVA general más elevado.

Sobre las fechas, De Guindos confía en presentar el borrador de los presupuestos «en las próximas semanas». Bruselas tiene previsto examinar las cuentas de los socios europeos el 16 de noviembre (el plazo termina el día 30) para que después este dictamen pueda ser revisado en la reunión del Eurogrupo de la primera semana de diciembre. Debido al parón institucional España contará con un calendario propio, del que De Guindos no quiso aportar más detalles. Además, Bruselas también debe evaluar si nuestro país ha efectuado las «medidas efectivas» necesarias para reducir el déficit público y si la amenaza de congelar los fondos europeos no puede llegar a realizarse tras el perdón concedido en el mes de julio, que permitió sortear una multa de 2.000 millones de euros. Precisamente hoy, De Guindos acudirá al Parlamento Europeo junto a su homólogo portugués para participar en una audiencia pública en la que defenderá que nuestro país ha tomado las medidas necesarias. Los grupos políticos de la Eurocámara están en contra de este castigo y están intentando frenar el proceso.

Dijsselbloem bromea: «Crecen sin Gobierno»

El sentido del humor del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, siempre particularmente incisivo con las cuentas de España, alcanzó ayer una nueva dimensión al asegurar –en tono jocoso, eso sí– que España crece precisamente «porque no tiene Gobierno». Dijsselbloem se mostró convencido de que De Guindos «sea capaz de producir un presupuesto pleno en un plazo razonable de tiempo», aunque evitó ser más preciso sobre el margen de maniobra. «Si son dos semanas o tres semanas, no sé, eso se lo dejo al Gobierno español y a la Comisión, pero no creemos un problema donde no lo hay», manifestó el político holandés.