La fiscalidad, factor clave en crecimiento de pequeñas empresas, según el INE

La Razón
La RazónLa Razón

Los establecimientos de menor tamaño destacan que la fiscalidad fue el segundo componente de “importancia alta” que incidió en su capacidad de crecimiento en 2014, mientras que todas las empresas señalan como factores más importantes la demanda de productos, el entorno macroeconómico y la morosidad. Según la estadística del INE difundida en torno a la Opinión sobre el Entorno Empresarial en 2014 y basada en el Indicador de Confianza Empresarial (ICE), de los doce componentes que se analizan para ver su incidencia en el crecimiento de una empresa, la demanda de productos obtuvo un 58,5 % de respuestas que lo consideraron de “importancia alta”.

Le siguieron el entorno macroeconómico, con un 43,5 % de respuestas que le dieron la mayor importancia; la morosidad, con el 42,7 %; la fiscalidad, con el 39 % y la regulación económica, con el 38,6 %.

En sentido contrario, factores como los costes judiciales, la insuficiencia de equipamiento o las infraestructuras fueron considerados de escasa relevancia en la capacidad de crecimiento de los negocios en 2014.

Sin embargo, el INE destaca que las empresas con menos de 10 asalariados señalaron tras la demanda de productos, la fiscalidad como segundo factor clave que incide en su crecimiento.

Asimismo, en todas las comunidades autónomas la demanda de productos fue el primer componente con mayor importancia en la capacidad de crecimiento de las empresas, aunque la encuesta resalta que en Andalucía la fiscalidad fue el segundo factor de incidencia mientras que en las Islas Baleares fue la disponibilidad financiera. En concreto, en Murcia el primer componente fue la demanda de productos, en un 56,1%, el segundo componente ha sido en la Región la morosidad, con el 46,8% por ciento, y el tercer componente fue la Disponibilidad financiación (38,6%).

La morosidad y el entorno macroeconómico fueron los componentes con mayor impacto desfavorable en la mayoría de comunidades.

En lles Balears el primer factor con impacto más desfavorable fue la fiscalidad. En Cantabria y Castilla-La Mancha fue la demanda de sus productos.

En cuanto a los factores con evolución favorable, la demanda de sus productos fue el primero en todas las comunidades autónomas, excepto en Región de Murcia, donde fue la adecuación del capital humano, y Principado de Asturias y Galicia donde ese puesto lo ocupó la disponibilidad de financiación.

En concreto, en Murcia el primer componente desfavorable fue la Morosidad (40,7%), seguido por el entorno macroeconómico (35,4%) y la demanda de sus productos (35%).

Por comunidades autónomas, Illes Balears presentó el mayor porcentaje de respuestas de aumento de los trámites tanto en la administración estatal (24,5%), como en la autonómica (22,2%) y la local (19,5%).

Por su parte, Extremadura registró el mayor porcentaje de respuestas con disminución de trámites en la administración estatal (13,1%), autonómica (12,7%) y local (13,1%).

Por comunidades autónomas, Comunitat Valenciana registró el mayor porcentaje (16,6%) de respuestas de aumento de los trámites añadidos para operar en distintas localidades en una misma CCAA. En Murcia fue del 10 por ciento. Y Castilla-La Mancha fue la comunidad con el mayor porcentaje de respuesta de disminución de esos trámites.

En cuanto al beneficio de la sustitución de autorizaciones previas por declaraciones responsables Extremadura fue la que registró mayor porcentaje de beneficio (10,0% en la administración estatal, 11,9% en la autonómica y 11,9% en la local). En Murcia fue 4,3, 4,3 y 4,6 por ciento, respectivamente.

Por el contrario, País Vasco fue la comunidad que presentó un beneficio menor en las sustituciones de las autorizaciones previas por declaraciones responsables para las tres administraciones.