La incertidumbre ahuyenta de España al capital riesgo extranjero

Invierte un 58% menos en el primer semestre

La Razón
La RazónLa Razón

La volatilidad de los mercados, los estímulos extraordinarios aplicados por el presidente del BCE, Mario Draghi, para apaciguar los mercados de deuda, el Brexit, la cercanía de las elecciones en Estados Unidos y la incertidumbre política específica que sacude a España han frenado en seco las inversiones de capital riesgo. Según los datos de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri), en el primer semestre de 2016 el volumen de inversión de este tipo de fondos en nuestro país alcanzó los 746 millones de euros, que se materializaron en 296 operaciones, ninguna de ellas de gran calado. Dicha cifra es un 29% inferior a la registrada en el primer semestre de 2015, periodo en el que los fondos invirtieron 1.044 millones de euros.

Entre enero y junio de este año, ninguna de las operaciones cerradas fue superior a los 100 millones de euros y, en total, su número descendió un 4% con respecto al primer semestre de 2015. Las estadísticas de Ascri arrojan algunas peculiaridades llamativas que parecen evidenciar una mayor confianza de los inversores de nuestro país que la que muestran los que proceden del exterior. En concreto, los fondos nacionales de capital privado han arrojado un volumen de inversión de 374 millones de euros, repartidos en 39 operaciones, frente a los 253 millones de euros en 28 operaciones registrados en el primer semestre de 2015, lo que supone un crecimiento del 48% en términos de volumen y del 39% en términos de operaciones. En cambio, según Ascri, la actividad de los fondos internacionales de capital riesgo ha caído un 58%, pasando de 493 millones de euros entre enero y junio de 2015 a 205 millones de euros en el primer semestre de este año.

Productos de consumo

La asociación reconoce que la incertidumbre política suscitada por el 26-J y algunas circunstancias inducidas por el exterior parecen «haber ralentizado algunos megadeals por parte de los operadores internacionales».

Por sectores, los que más interés suscitan de estos fondos por volumen de inversión fueron los productos de consumo, que han acaparado el 32% de las operaciones, la informática (el 23%) y la hostelería y el ocio (el 14%). En lo que se refiere al número de operaciones, los que más concentraron fueron la informática (44%), los productos de consumo y productos y servicios industriales (9%), la biotecnología (7%) y la medicina y la salud (6%).

En cuanto a las desinversiones, éstas han alcanzado un volumen de 1.177 millones, manteniéndose la tendencia iniciada en 2014. El mecanismo más usado fue la venta a terceros.