La OIT felicita a España por la última EPA

El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, ha dicho hoy que "todos podemos felicitar al Gobierno por las cifras"de la Encuesta de Población Activa (EPA), y ha confiado en que siga esta tendencia, pero ha alertado de que "la crisis del empleo sigue con nosotros".

"Felicidades, ojalá que sigamos por este camino", ha dicho Ryder en la inauguración del II Foro Internacional de Políticas Públicas de Empleo, que durante dos días reúne en Madrid a responsables de políticas de empleo más de cincuenta países, ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

La bajada del número de parados en 310.400 personas en el segundo trimestre del año, hasta los 5.622.900 españoles, es el mayor descenso trimestral registrado nunca en la serie histórica de la EPA.

Ryder ha agradecido la "intensa colaboración"de España con la organización y ha considerado que el país organiza este foro en el "momento más oportuno", ya que seis años después del inicio de la crisis, en todo el mundo "seguimos padeciendo sus consecuencias políticas y sociales", en muchos casos "devastadoras".

A juicio de la OIT "a pesar de la tímida recuperación de la economía mundial, la crisis del empleo sigue por delante, y tenemos un largo camino ante nosotros".

En concreto, ha recordado que la actual generación de jóvenes ha sido "particularmente golpeada", y hay países -como España, aunque no lo ha nombrado- donde la tasa desempleo juvenil sigue por encima del 50 %, más del doble que la tasa general.

Se ha referido a los "ninis"-los jóvenes que ni estudian ni trabajan- y ha lamentado la "paradoja"de que ante la generación más preparada de la historia de la humanidad "con frecuencia los países no logran generar oportunidades y se desperdicia su talento".

Además, ha recordado que "la débil recuperación no ha logrado reducir el desempleo de larga duración", que en muchas economías se ha multiplicado por dos desde el inicio de la crisis, y un gran número de trabajadores permanecen fuera del mercado laboral.

También ha hablado del empleo informal, que dependiendo de los lugares del mundo puede llegar al 70 % (en los países andinos, América Central y países de Asia y África).

En el caso de las economías desarrolladas "toma diferentes formas", y el empleo no declarado significa un déficit en la cobertura de protección legal y social, ha señalado Ryder.

En cuanto a la caída en el crecimiento del llamado "trabajo decente", ha sido un de los determinantes de los flujos migratorios, que suponen que hoy más de 230 millones de personas vivan en un país distinto al que nacieron, cuatro veces más que en el año 2000.

También se ha referido Ryder a la "creciente desigualdad de los ingresos"que afecta tanto a países desarrollados como en desarrollo, debido a que el crecimiento de los salarios ha sido menor que el de la productividad.