MENÚ
martes 17 septiembre 2019
01:43
Actualizado

Llega el salario en bitcoins

Nueza Zelanda legaliza el pago de la nómina en criptomonedas La medida entrará en vigor a partir del 1 de septiembre

  • 9.000 euros vale hoy un bitcoin. A principios de 2019 apenas valía 3.000 euros, aunque en 2017 llegó a más de 16.000.
    9.000 euros vale hoy un bitcoin. A principios de 2019 apenas valía 3.000 euros, aunque en 2017 llegó a más de 16.000. /

    Efe

Tiempo de lectura 4 min.

24 de agosto de 2019. 19:52h

Comentada
Inma Bermejo.  25/8/2019

ETIQUETAS

Las criptomonedas se abren camino. Nueva Zelanda ya es el primer país en respaldar el pago de salarios en criptomonedas. A partir del 1 de septiembre, los neozelandeses podrán recibir parte de su sueldo en divisas digitales, en principio, durante un periodo inicial de tres años. El Departamento de Ingresos Internos (IRD por sus siglas en inglés) acaba de publicar este mes la nueva legislación. La medida satisface una demanda que muchos consideran como un paso más hacia la integración de este dinero virtual.

La mala reputación que estos activos arrastran debido a su inestabilidad y falta de seguridad han hecho que la agencia tributaria de Nueva Zelanda imponga varias barreras a la novedosa medida. El pago se podrá realizar en criptomonedas siempre y cuando represente de forma regular un parte fija del salario. Los receptores solo podrán ser asalariados que trabajen bajo acuerdos de empleo oficiales, excluyendo expresamente a los autónomos. Además, la regulación exige que el criptoactivo elegido por cada empresa pueda convertirse de «forma directa» en una moneda fíat (dinero por decreto de las autoridades, como es el caso del euro, el dólar, el yen y el resto de principales monedas de curso legal) y que su valor esté vinculado a una o más monedas fiduciarias.

La volatilidad y la falta de seguridad que suscitan las criptomonedas han originado lógicas dudas sobre su idoneidad para actuar a modo de sueldo. Las divisas virtuales o dinero digital existen únicamente en la web a través de un sistema de cifrado digital, controlado mediante una base de datos descentralizada. La principal diferencia con otros métodos de pago «online» es la eliminación de los intermediarios: los bancos. La decisión adoptada por el regulador neozelandés habría surgido como una medida recaudatoria y de control, ya que varias empresas podrían estar pagando ya a su personal en «bitcoins» para evadir impuestos.

Desde la creación del bitcoin hace más de diez años, la popularidad del dinero digital siempre ha ido acompañada de un halo de inseguridad. La adhesión de Facebook a este universo con la creación de Libra parece haber acortado el camino a su integración social, aunque Nueva Zelanda prefiere prevenir que curar. El regulador no tomará en consideración todos los criptoactivos. Explicó que, para ser válidos como sueldo, deben ser lo suficientemente similares a las nociones existentes de salario. Para ello, deberán estar sujetos a periodos de bloqueo y su propósito deberá ser el de funcionar como una moneda.

Aún así, el riesgo está asegurado. Las fluctuaciones en el valor de las criptomonedas son rápidas, grandes e inevitables. Una espera de apenas unos días para realizar el cambio del pago podría resultar fatal debido a las vaivenes del mercado.

En este sentido, la Comisión Europea ha elevado su presión sobre las criptomonedas y está investigando a Libra. Las autoridades europeas no se fían de la divisa digital que Facebook quiere lanzar en 2020, pues consideran que podría generar restricciones a la competencia relacionadas con el uso e intercambio de datos del consumidor.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs