MENÚ
martes 18 septiembre 2018
04:59
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Los créditos rápidos sin intereses están revolucionando el mundo de los préstamos online

Los préstamos rápidos están en pleno auge a causa de las necesidades de la población para dar respuestas inmediatas a los problemas económicos repentinos. Han aparecido mecanismos que ofrecen servicios de préstamos rápidos sin intereses para aquellas personas que lo necesitan

  • Los créditos rápidos sin intereses están revolucionando el mundo de los préstamos online
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

28 de junio de 2018. 11:06h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 28/6/2018

ETIQUETAS

Tiempo atrás la mayoría de los créditos que se concedían en menos de 48 horas suponían unos intereses muy elevados que los demandantes no se podían permitir, de ahí la mala fama de este tipo de prestaciones económicas. Con el tiempo las compañías que ofrecen estos créditos han favorecido al cliente inclinándose por otorgar una serie de beneficios provechosos para el bienestar económico de las personas que los demandan.

En algunos casos, los prestamistas ofrecen el primer crédito gratuito, lo cual es una gran ventaja para aquellas personas que necesitan una cantidad de dinero al instante para poder hacer frente a pagos inmediatos que hay que cubrir con rapidez.

Los créditos rápidos son un tipo de préstamos que se consiguen en un plazo mínimo de tiempo, que puede ser entre 24 y 48 horas, normalmente, aunque en algunos casos es cuestión de varias horas. El tiempo de concesión dependerá de la compañía que lo tramita y las condiciones legales de tal operación.

Para los que piensen, sospechen o especulen sobre este plazo de tiempo tan limitado, cabe mencionar que no está determinado por ninguna ilegalidad o desorden de ningún tipo, sino que el proceso se agiliza porque la documentación y los requisitos a considerar no son tan exigentes que si se tramitase mediante una entidad bancaria.

Las entidades bancarias han dejado de conceder préstamos como lo hacían diez años atrás. En esos tiempos, antes de comenzar la dura crisis económica, cualquiera que tuviera reguladas todos los requisitos demandados recibía un crédito, con la diferencia de que las cantidades de dinero que se movían eran bastante superiores que las que se gestionan en la actualidad.

Hablamos de créditos para comprar casas y/o coches, lo que supuso que todo el mundo acudiera a su entidad bancaria con el fin de disfrutar de este servicio. Lo que ocurrió, que era de prever, fue que con la llegada de la crisis las familias no pudieron hacer frente a los pagos ni a los altos intereses de esos créditos. Los bancos dejaron de concederlos, y hoy en día son los dueños de miles de viviendas que estas familias no han podido terminar de pagar.

En el caso de los créditos rápidos gratis la filosofía es muy diferente, puesto que los préstamos que se conceden no suelen superar los 1.000 euros y están enfocados a cubrir gastos o hacer frente a pagos inmediatos que la familia o el individuo necesita cerrar para poder continuar con su vida normal. Las compañías prestamistas son conscientes de las diferentes situaciones a las que se enfrenta la sociedad española, y es por ello por lo que han decidido facilitar la concesión de los préstamos rápidos para dar oportunidades a quien lo necesite.

El éxito de los créditos rápidos

Como iniciamos anteriormente refiriéndonos al cierre de concesión de créditos por parte de las entidades bancarias, el rescato económico al que fue sometido la tercera parte del sector bancario supuso un cierre total al acceso de créditos para la sociedad española.

En consecuencia, tuvo lugar una falta de liquidez crónica que junto a las condiciones económicas de las familias, las posicionó en una situación económica delicada. En base a este acontecimiento, compañías financieras online decidieron abrirse un hueco en este gran espacio abandonado por las entidades bancarias.

Para que el sistema funcionase a la perfección beneficiando a ambas partes, había que cambiar la estrategia de venta. Las condiciones o requisitos de concesión no podían ser tan exigentes, así como las cantidades de dinero tampoco debían de superar cantidades desorbitadas como ocurría tiempo atrás. Así nacieron los préstamos rápidos y minicréditos enfocados hacia aquellas personas que necesitan pequeñas cantidades de dinero en plazo de tiempo breve sin dar explicaciones a las compañías financieras encargadas de las operaciones.

Hay una serie de factores que otorgan éxito a estos créditos rápidos en el mercado financiero. En primer lugar, se tratan de préstamos rápidos e inmediatos como respuesta al estilo de vida de la sociedad española. La gran crisis económica del 2008 demostró que nuestra sociedad no es muy previsora económicamente dejando de lado el ahorro como fondo de inversión para posibles situaciones inesperadas. De ahí que las entidades de créditos rápidos sea una alternativa beneficiosa para el español medio, una pequeña ayuda a superar un mes complicado.

En segundo lugar, los préstamos rápidos no exigen condiciones o requisitos tan exigentes como lo hacían las entidades bancarias, no es necesaria una nómina o ingreso regular ni presentar un aval. En la actualidad poseer un trabajo estable no está a la orden del día, la situación económica en la que vivimos nos obliga a soportar cambios e inestabilidades en el ámbito laboral, pero esto no quiere decir que las personas que pidan un crédito no lo van a poder pagar. Al tratarse de pequeñas cantidades de dinero es mucho más sencillo hacer frente al pago de un crédito rápido.

Por último, los préstamos rápidos suponen una gran privacidad de la gestión online. A diferencia de los créditos bancarios, donde hay que dar explicaciones detalladas de tu situación económica y de los motivos de la petición del crédito. Un préstamo rápido online no requiere este procedimiento, el proceso a realizar tiene lugar electrónicamente.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs