Los funcionarios cobrarán la subida de sueldo adicional del 0,25% en julio

El Consejo de Ministros ratifica una medida aprobada por el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy

Isabel Celaá  junto a la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo
Isabel Celaá junto a la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo

El Consejo de Ministros ratifica una medida aprobada por el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El Gobierno dará una alegría a los empleados públicos este mismo verano y no esperará más para hacer efectiva la subida prometida. El Consejo de Ministros ha dado luz verde -con efectos 1 de julio- a la subida salarial del 0,25% adicional vinculada a la evolución del PIB de 2018 para todos los funcionarios. El segundo acuerdo para la mejora del empleo público, firmado en marzo de 2018, preveía una subida fija del 2,25% en 2019 para estos trabajadores, que ya se aplicó en enero, más un alza variable del 0,25 % si el PIB de 2018 aumentaba más de un 2,5 %, un repunte que finalmente fue del 2,6 %.
Así lo confirmó la portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la recordó que el acuerdo suscrito por el Gobierno con los sindicatos, impulsado por el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy, estableció esta medida, que se hará efectiva para el próximo mes.
La confirmación en marzo pasado de que el crecimiento final de España el ejercicio pasado fue de 2,6%, ratificado por el Instituto Nacional de Estadística, la ministra declaró que el Gobierno “asumirá su responsabilidad” y lo acordado por el anterior Gobierno, con lo que los funcionarios verán incrementada su subida salarial en el citado 0,25%, que sumado al alza del 2,25% aprobado el 1 de enero, eleva la subida salarial para los empleados públicos este año hasta el 2,5%.
El Ministerio de Función Pública ya formalizó con los sindicatos dicha subida el pasado viernes en la reunión de la Comisión de Seguimiento del II Acuerdo de Mejora del Empleo Público y de Condiciones de Trabajo, suscrito el pasado 9 de marzo de 2018, en la que trasladó a las centrales sindicales el dato de crecimiento del PIB y la consiguiente subida adicional del 0,25% de los salarios.