Actualidad

Pipas de girasol, el nuevo «snack» saludable popularizado por El Manisero en los 60

El fundador de esta empresa valenciana, Salvador Vilar, empezó tostando frutos secos en su propia casa.

El fundador de la empresa, Salvador Vilar, en una plantación de girasoles.
El fundador de la empresa, Salvador Vilar, en una plantación de girasoles.

El fundador de esta empresa valenciana, Salvador Vilar, empezó tostando frutos secos en su propia casa.

Las pipas de girasol son un «snack» cada vez más popular y conocido en toda España, aunque su tradición procede de Valencia. Hoy en día están especialmente de moda, pues a este fruto seco se le atribuyen altas propiedades nutricionales. Son una gran fuente de vitamina E, que ayuda a prevenir enfermedades al corazón y a todo el sistema cardiovascular, y tienen propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer y el envejecimiento de la piel. Además, contienen zinc, que ayuda a estimular el sistema inmunitario y a combatir cualquier tipo de agente infeccioso por los fitoesteroles que posee, una clase de compuestos químicos de origen vegetal que ayudan a reducir los niveles de colesterol y a mejorar la salud del corazón.

Pero hace casi 60 años, allá por los años 60, Salvador Vilar no tenía ni idea de todo esto cuando empezó su pequeña actividad empresarial, en la población valenciana de Manises, muy cerca de Valencia, la capital. Vilar tostaba los frutos secos en su propia casa y los repartía por los pueblos de alrededor. En unos años, el volumen de negocio alcanzó tal nivel que se dio cuenta de que necesitaba un espacio mucho mayor, por lo que alquiló una nave industrial en su pueblo natal, donde sigue funcionando la empresa hoy en día. Los comerciantes de los pueblos de su entorno demandaban los productos de aquel hombre, al que hacían referencia como «El Manisero», por su procedencia, nombre que quedó para la posteridad y con el que se bautizó la empresa oficialmente en el año 1975.

Desde aquel momento hasta la actualidad, la empresa no ha dejado de crecer y la inversión realizada tanto en procesos como en productos se ha ido desarrollando a lo largo de todos estos años adaptándose a las necesidades de los consumidores en cada momento.

Salvador empezó a trabajar solo, con la ayuda de su esposa y de su cuñado. Progresivamente se fueron incorporando al negocio familiar sus hijas y actualmente son quince los trabajadores de la compañía más 13 comerciales autónomos que distribuyen sus productos en la provincia de Valencia, aunque la empresa distribuye también en otras provincias como Castellón, Albacete, Cuenca, La Rioja, Ceuta, Tenerife y Palma de Mallorca, entre otras.

Los gustos y las necesidades de los consumidores son cambiantes y, por lo tanto, también lo son sus hábitos de compra. Fuentes de la compañía explican que hace 30 años los consumidores no se preocupaban tanto por la salud o por la imagen de un producto, simplemente consumían los alimentos por su calidad y en establecimientos de proximidad.

En la actualidad, señalan, aunque se sigue valorando el factor calidad, hay otras variables que influyen en la decisión de compra. «El consumidor actual es más exigente, nos interesa cada vez más conocer qué comemos y qué materias primas se utilizan para los productos consumidos», explican desde la empresa.

Debido a estos cambios en los hábitos alimenticios, como la preferencia por los productos sin gluten o con menos sal, El Manisero ha tenido que ir adaptando sus instalaciones y hacer cambios en procesos para asegurar la no contaminación cruzada y activar protocolos que aseguren una correcta trazabilidad del producto. De hecho, este mismo mes de marzo la compañía sacará al mercado sus sus pipas XXL sin sal añadida, con intención de dar cabida al nicho de mercado pipero que tiene pautado no consumir sal.

Además, puesto que hoy en día no existen fronteras y la competencia es creciente, entra en juego el marketing, innovar en formatos, «packagings», desarrollo de productos y sabores. «Es lo que hemos ido desarrollando para diferenciarnos en el mercado».

La empresa El Manisero comenzó tostando y comercializando frutos secos. Sin embargo, cuando llegaron las pipas de girasol se convirtieron rápidamente en el producto estrella, siendo las pipas XXL su producto más vendido,pero seguido por sus famosas pipas Oro.