Los inspectores critican el “coladero” que abre Celaá al poder ser profesor sin máster

Niegan que falten docentes con formación didáctica y pedagógica

Alumnos caminan por el patio del colegio SEK Ciudalcampo, en San Sebastián de los Reyes, Madrid
Alumnos caminan por el patio del colegio SEK Ciudalcampo, en San Sebastián de los Reyes, MadridEduardo Parra Europa Press

Los inspectores de educación, representados por el sindicato USIE, han manifestado su malestar por el anuncio realizado por el Ministerio de Educación y FP que elimina el requisito del máster acreditativo de la formación didáctica y pedagógica para poder ejercer la docencia en ESO, Bachillerato y FP en el caso de que la lista de interinos de algunas especialidades se acabe. “Fijar como norma general la exención del máster es una medida precipitada y puede convertirse en un coladero", ha dicho el presidente del sindicato USIE, Jesús Marrodán.

En su opinión, adoptar esta decisión sólo sería admisible para puestos de difícil desempeño, dificultad o singular especialización, únicamente como medida excepcional, una vez agotadas todas las vías ordinarias y siempre con el necesario informe positivo de la inspección de educación.

Los inspectores se quejan de que el anuncio del Ministerio no tenga el consenso con la comunidad universitaria y “evidencia una clara descoordinación en el seno del gobierno que cuenta, precisamente, con un Ministerio de Universidades”.

Además niegan que en España no haya suficientes profesores con la formación didáctica y pedagógica que exige el artículo 100.2 de la LOE, para poder ejercer la docencia.