El Price regresa a la Navidad de siempre

Cuándo: hasta el 7 de enero de 2014, varios horarios, según el día de la semana. Dónde: Teatro Circo Price. Madrid. Cuánto: de 10 a 37 euros. Tel. 91 528 81 22. www.teatrocircoprice.es

Uno de los momentos de «Navidad en el Circo Price»
Uno de los momentos de «Navidad en el Circo Price»

El espectáculo «Navidad en el Circo Price» comienza a ser una cita fija para ir al circo en familia. «Este año, le lavo la cara al show del año pasado, no tiene nada que ver: he fusionado, como siempre, teatro, circo y un poco de musical, y voy a contar en definitiva, la historia de mi infancia: lo mucho que me gustaba a mí colarme debajo de las carpas del circo», explica Suso Silva, el director elegido en esta edición para su puesta en escena. Silva contará con una actriz que le es bien conocida, su hija Sara. «Es quien mejor podía hacerlo, da vida a Blanca, una niña hastiada de la rutina que decide hacerse artista y subirse al circo. Finalmente, se da cuenta de que es cuestión de echarle imaginación, algo que lo puedes hacer en tu casa». Tiene 13 años, pero ya con 5 o 6 se coló un día en plena representación de su padre. «Arrancó conmigo y sigue creciendo artísticamente, estoy muy orgulloso». Con una narrativa «un poco Dickens», el montaje, cuenta el director, «es una nueva visión del circo por la que apuesto. Busco un poco recuperar la Navidad de mi infancia: siempre he sido un enamorado de esas fiestas que no son las que están viviendo ahora los críos. Me gusta la Navidad nuestra, no la importada», recalca el director. Pero, más allá de eso, habrá, claro, mucho circo.

Números sin trucos

Veremos a una artista portuguesa que sale de una burbuja transparente y se cuelga del pelo, a unos barristas que fueron olímpicos en su día, y que interpretan a unos forzudos del siglo XIX; un malabarista tocará la batería a la vez que juega con 9 pelotas; y un grupo hará acrobacias sobre neumáticos gigantes. «Todo sin truco», asegura el responsable del montaje. «No nos olvidamos de la técnica del circo, muy mimado, con artistas de Bielorrusia o de Ucrania, y por supuesto de España», asegura Silva. Y añade: «Son dos horas de danza y música, muy poéticas y artísticas».

El montaje es el primero tras la muerte de Pere Pinyol, el carismático director del Teatro Circo Price. Silva asegura que su memoria está presente de forma implícita –«lo levo conmigo»–, pero que no ha querido señalarla con ningún homenaje. «A él no le habría gustado, si hiciera algún guiño me echaría los mil y un rayos». El director también tiene estos días en Madrid «El Circo de los Horrores», primera parte de un binomio de éxito con «Manicomio», y que será trilogía en 2014 con «Cabaret maldito».